Tres de cada diez personas…

En la imagen, una persona con epilepsia muestra sus fármacos.

Actualmente hay en España unas 400.000 personas con alguna forma de epilepsia y cada año se detectan entre 12.000 y 24.000 nuevos casos. Pero, gracias a los avances, aproximadamente el 70% de los pacientes logra acabar con sus crisis, bien por el uso de fármacos o por remisión espontánea, según datos de la Sociedad Española de Neurologí­a (SEN). UN 30% de los pacientes epilépticos, con todo, aún no logra controlar sus crisis de forma adecuada.

Con motivo del Dí­a Nacional de la Epilepsia que se celebró el pasado viernes, el coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de esta entidad, Juan Mercadé, explicó que, gracias a los importantes avances que se han producido en los últimos 20 años en investigación farmacológica, «se ha pasado de manejar sólo seis fármacos, a más de una veintena», lo que ha permitido controlar mucho mejor los episodios de crisis.

Además, también se ha mejorado mucho en las técnicas diagnósticas. «Gracias a la cada vez mayor implantación de ví­deo EEG, se puede estudiar con mayor precisión las manifestaciones clí­nicas y el diagnóstico diferencial con otros tipos de crisis no epilépticas, así­ como identificar de forma más exacta la localización cerebral del origen de las mismas», ha explicado Mercadé.

Por último, no obstante, un porcentaje importante de personas farmacorresistentes siguen necesitando de otros tratamientos más selectivos, como puede ser la cirugí­a o la estimulación cerebral. De hecho, en España calculan que hasta 100.000 pacientes necesitarí­an algún tratamiento alternativo al arsenal farmacológico actual y no todos los casos son susceptibles de ser tratados quirúrgicamente.