Sólo cinco de cada 100…

En la imagen, un equipo de investigadores en un laboratorio de una farmacéutica. Solamente el 5% de los 756 productos farmacéuticos (reformulaciones y nuevas entidades quí­micas) desarrollados entre 2001 y 2011 se destinaron a las llamadas enfermedades poco frecuentes, un tipo de dolencias que afectan a millones de personas, localizadas fundamentalmente en ífrica, Latinoamérica y Asia.

Así­ lo indicó ayer Bernard Pécoul, director ejecutivo de ‘Medicamentos para las Enfermedades Olvidadas (DNDi, por sus siglas en inglés)’, una iniciativa que se basa en la colaboración público-privada y que ha sido merecedora, en su décimo cumpleaños, del Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, en la categorí­a de Cooperación al Desarrollo. Pécoul, que recogerá este galardón hoy en Madrid, detalló en su intervención ante los medios que únicamente el 3,8% de las reformulaciones o combinaciones de fármacos (sin contar las vacunas) desarrolladas entre 2001 y 2011 se destinaron a enfermedades olvidadas, problemas de salud a los que en la misma década les correspondió también solo el 1,2% de las nuevas entidades quí­micas. A las olvidadas, que en 2010 seguí­an suponiendo el 10,5% de la carga global por enfermedad, se destinaron solamente el 1,4% de los 150.000 ensayos clí­nicos desarrollados en el mismo periodo (2000-2011), añadió el representante de DNDi.

Asimismo, Pécoul afirmó que para cumplir los objetivos que DNDi se ha marcado hasta 2018, precisa de 177 millones de euros, ya que hasta la fecha ha conseguido 223 de los 400 presupuestados en 2003 para todo el periodo. A este respecto, el director ejecutivo de DNDi agradeció la colaboración de las entidades que hasta ahora han participado en el proyecto, entre las que figuran el Gobierno de España, que el año pasado mismo aportó un millón de euros, pero que en este ejercicio ya ha anunciado que no hará ninguna donación. “Ojalá que dentro de unos años volvamos a tener el apoyo del Gobierno de España”, dijo Pécoul, quien recordó que el DNDi es una iniciativa conjunta de varias instituciones públicas y privadas que trabaja para encontrar fármacos para males de salud considerados olvidados.

Por último, tras diez años de actividad, el DNDi ha desarrollado seis tratamientos: dos antimaláricos, una terapia combinada para enfermedad del sueño avanzada, otra combinada para leishmaniasis visceral en ífrica, un conjunto de terapias combinadas para leishmaniasis visceral en Asia y una formulación pediátrica de benznidazole para el mal de Chagas.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada