Ripollés muestra su arte a…

El famoso artista castellonense Juan G. Ripollés impartió ayer una clase práctica y compartió sus experiencias con las personas usuarias del centro Frater, ubicado en el Grau de Castelló, que favorece la promoción integral de personas con discapacidad.

Durante su intervención, Ripollés acortó las distancias con rapidez, atendiendo con detalle las preguntas dirigidas al artista y las que buscaban respuestas más personales como el origen de su costumbre de mordisquear una ramita de romero o el de su particular gorro. Aseguró que para crear hay que sentirse libre y él lo consigue mientras trabaja pero «el oficio no es suficiente, hay que encontrar la naturaleza de cada uno y la inspiración es vivir, la vida te da todo lo que necesitas», reconoció.

No sabe con qué obra se quedarí­a de su extensa producción artí­stica. «A veces estoy más cerca de Goya que de Picasso, otras más de Rembrandt que de Velazquez, o al revés, mis emociones se van moviendo y no se decir de qué obra estoy más cerca». Ante los usuarios del centro de dí­a y la residencia de Frater, Ripollés se mostró fiel a así­ mismo, a ese Juanito del que algunos familiares cercanos decí­an que «era buen chiquito pero tení­a esa maní­a de pintar».

«Los niños son muy de verdad porque no están contaminados por ninguna influencia, digamos, educacional. Ellos ven lo que no pueden hacer e intentan representarlo a su modo. Yo me he quedado niño y sigo haciendo lo que hací­a de pequeñito como una necesidad de manifestarme», aseguró. En la última parte de su conferencia en Frater elaboró un cuadro bajo la atenta mirada de todos los asistentes. Una pieza que ha regalado a la entidad. «Hoy me habéis ganado», dijo el artista a los asistentes

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada