Registran en el parlamento una…

El PP baraja prohibir el uso del cigarrillo electrónico en los espacios públicos cerrados, según fuentes parlamentarias, a través de una enmienda al articulado del proyecto de Ley de Segunda Oportunidad. De esta forma se equipararí­a el uso de este dispositivo al del tabaco tradicional, que desde 2010 está prohibido en lugares públicos cerrados, incluidos bares y restaurantes. Precisamente, preguntado por este asunto en rueda de prensa en el Congreso el portavoz del PP en la Cámara Baja, Rafael Hernando, ha recalcado que de momento no ha firmado ninguna enmienda en este sentido, si bien no ha descartado que “el Gobierno” la presente finalmente.

Así­, ha recordado que el plazo de presentación de enmiendas al articulado de esta ley expira el próximo jueves 30 y todaví­a no hay nada decidido al respecto. “Se espera hasta el último dí­a para presentar los textos”, ha añadido.

En diciembre de 2013, la entonces ministra de Sanidad Ana Mato acordó con las comunidades autónomas prohibir “con carácter nacional” el uso de estos dispositivos en zonas infantiles y centros escolares, centros sanitarios, en el ámbito de las administraciones públicas (especialmente en las zonas de atención al ciudadano) y en el transporte público.

Dicha prohibición se materializó meses más tarde mediante la Ley de reforma Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que modificó la actual Ley Antitabaco para detallar los lugares donde se prohibirá el uso de los cigarrillos electrónicos, además de su publicidad y definición.

En el caso de los centros docentes o formativos, quedó prohibido su uso en los espacios al aire libre “salvo en los de centros universitarios y de los exclusivamente dedicados a la formación de adultos, siempre que no sean accesos inmediatos a los edificios y aceras circundantes”.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada