¿Qué son las Inteligencias Múltiples?

Hoy vamos a hablar de la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner. Con esta teoría este psicólogo quería demostrar que no solo disponemos de una única inteligencia, sino que todos y todas tenemos ocho inteligencias predominantes (de momento).

Para Gardner la inteligencia es la capacidad que tenemos para resolver problemas, pero como bien dice, hay muchos tipos de problemas y por tanto necesitamos muchos tipos de inteligencias.
Esto no quiere decir que todos seamos genios en las ocho, de hecho, cada persona va a destacar más en una que en otra, pero éstas pueden combinarse y desarrollarse por separado, en función de las experiencias, entorno o aptitudes innatas de cada uno.

Esta teoría ha supuesto una revolución para el ámbito educativo. Es hora de olvidarse del Coeficiente Intelectual y es que, a raíz de los estudios de Gardner y sus colegas, se ha comenzado a entender que la inteligencia no es estática, puede mejorar y que, por tanto, a partir de una buena estimulación podemos llegar a la mejora de las distintas inteligencias.
Por otro lado, al tener en cuenta la existencia de distintas inteligencias, se entiende que hay distintas formas de aprender, de ser inteligente y por tanto de enseñar.
Va a favorecer un proceso de enseñanza centrado en el alumnado, en sus características y en sus necesidades.

Como indica Florez,

Toda la educación va dirigida a contemplar esa diversidad en todos y cada uno de los seres humanos, y a adaptar sus instrumentos formativos para conseguir las máximas posibilidades que ofrecen las diversas dimensiones de nuestra inteligencia, llámense inteligencias múltiples (Florez, 2016, p.59).

Así pues, tras esta breve introducción al concepto de inteligencias múltiples, pasamos a indicar cuáles son esas ocho de las que hablamos y como desde el cole o desde casa podemos trabajarlas con los más peques.

  • Inteligencia Lingüística – Verbal:

Es aquella que nos va a permitir potenciar el uso del lenguaje. Hace referencia a la capacidad comunicativa, tanto oral como escrita. Saber entender y que nos entiendan. Tener desarrollada esta inteligencia nos va a permitir aprender idiomas o comunicar ideas de manera adecuada.

Algunas actividades que podemos realizar con los niños para estimular esta inteligencia son:

    • Story cubes. Este es un juego muy sencillo y divertido que consta de varios dados con distintos dibujos en sus caras.
      Consiste en lanzarlos y crear una historia a partir de las ilustraciones que hayan salido. En lugar de comprar el juego, se puede crear en casa o simplemente utilizar tarjetas con distintos objetos o personajes. Permite muchas variaciones y se puede adaptar el nivel.
    • Algo tan sencillo como contarles un cuento o que ellos mismos sean quien lo lea también va a  influir en el desarrollo de esta inteligencia.
    • Escribir en un diario.
    • Pedirles que describan algo.
    • Participar en una obra de teatro que el mismo invente o redacte.
Fuente: Story Cubes

 

  • Inteligencia Lógico – Matemática:

Esta inteligencia tiene que ver con nuestro razonamiento, con nuestra capacidad para resolver problemas matemáticos y para pensar siguiendo unas reglas lógicas, así como para deducir y seguir patrones.

Entre los juegos que van a favorecer esta capacidad encontraremos los siguientes:

    • Tangram. Clásico juego que se compone de siete piezas geométricas de distintos colores. Con ellas el peque va a reproducir distintos patrones. Además de potenciar el desarrollo de esta inteligencia, va a influir en otros aspectos tan importantes como la atención, resolución de problemas o la coordinación óculo – manual.  Aquí también podemos incluir los juegos de construcciones.
    • Jugar por ejemplo a las tiendas utilizando monedas y billetes.
    • Todas las actividades relacionadas con el cálculo mental para lo que puede ser motivador utilizar aplicaciones que les resulten atractivas.
    • Practicar con ábacos o regletas.
    • Sudokus.

 

 

  • Inteligencia Musical:

Es la manera en la que nos relacionamos con la música, con sus ritmos. Las personas con esta inteligencia más desarrollada van a disponer de habilidades para percibir y transformar sonidos. Además, van a tener mayor sensibilidad hacia éstos.

Algunas de las propuestas prácticas que van a servir para trabajar la inteligencia musical son:

    • Inventar canciones o rimas.
    • Algo tan simple como escuchar música.
    • Crear instrumentos musicales con materiales reciclados.
    • Tocar instrumentos si se dispone de ellos ya sean de verdad o juguete. O simplemente hacer ruidos y crear melodías con distintos objetos, por ejemplo trabajar la percusión golpeando suavemente en una mesa.
    • El juego de la silla.
    • Aprender e identificar los distintos instrumentos.

      Leyenda: Instrumentos musicales
  • Inteligencia Espacial:

Es esa capacidad que nos va a permitir imaginar y representar ideas mentales en tres dimensiones y desde distintos ángulos. Esto se relaciona con la resolución de problemas espaciales. Para que lo entendamos mejor, conducir o aparcar un coche.

Hay diversas maneras para trabajar en esta inteligencia:

    • Jugar a la pelota, ya sea botándola o pasándosela entre varios.
    • Construir rompecabezas y puzles.
    • Jugando con  Legos.
    • Hacer una maqueta.
    • Origami.
    • Aprender vocabulario espacial, por ejemplo: dentro, fuera, detrás, encima… Una vez que el niño lo tenga interiorizado se puede jugar a esconder un objeto y darle pistas utilizando esta terminología.
    • Reordenar su cuarto.
    • Dibujar o resolver laberintos.
    • Buscar en mapas.

 

Fuente: Lego

 

  • Inteligencia Corporal – kinestésica:

En esta hablamos de la capacidad de conocer nuestro cuerpo y con él poder trasmitir sentimientos o ideas. El movimiento de nuestro cuerpo está ligado a la consecución de objetivos. Esta inteligencia  implica una adecuada relación entre coordinación, fuerza, velocidad, destreza, etc.
Además la inteligencia corporal va a favorecer el desarrollo cognitivo.
Vamos a encontrar infinidad de maneras para desarrollar esta inteligencia, pero os proponemos las siguientes:

    • Realizar manualidades con arcilla o cerámica.
    • Bailar
    • Jugar a Simon Dice, por ejemplo, «Simon dice que des tres palmadas» «Simon dice que abras la boca mientras cierras los ojos»…
    • Importante también las salidas al parque.
    • Juegos de mímica.
    • Imitar expresiones faciales.
    • Experiencias táctiles. Tocar un kiwi, un peluche, un cartón, etc.
    • Iniciar en algún deporte.

 

 

 

  • Inteligencia Interpersonal

Esta inteligencia nos va a dotar de la capacidad para relacionarnos e interaccionar con el resto de personas. Se basa sobre todo en habilidades sociales como la empatía.
Nos permite resolver problemas, comunicar, entender e interpretar las intenciones de los demás.
Para potenciar estas capacidades sobre todo nos vamos a encontrar con aquellas actividades que sean en grupo. De esta manera va a ser más útil trabajarla desde el cole a través de proyectos, debates y fomentando el trabajo colaborativo en general. A través del Role Playing también estaremos cultivando esta inteligencia, pues es una técnica teatral o de dramatización en la que los participantes se convierten en actores poniéndose en la piel del otro.
Desde casa se puede jugar a juegos de mesa, hacer salidas al aire libre o inculcar distintos valores utilizando películas o cuentos como los que os recomendamos en la entrada anterior.

 

  • Inteligencia Intrapersonal

A diferencia de la anterior, esta inteligencia es la que nos va a permitir entendernos a nosotros mismos. Conocer y comprender nuestras propias emociones y sentimientos.
Gracias a ella podemos crear una imagen real de nosotros, siendo conscientes de nuestras destrezas y dificultades.

Esta inteligencia está estrechamente relacionada con la educación emocional y por ello todas las actividades van a ir en esa línea.

    • Jugar al espejo. Frente a otra persona imitar sus expresiones. También puede hacerlo frente a un espejo.
    • Destinar un rato al día para pensar y registrar las emociones experimentadas.
    • practicar o iniciarse en la meditación.
  • Inteligencia Naturalista

Hasta el momento esta inteligencia fue la última que se añadió, pero no por ello es menos importante.
Es la que se encarga de que podamos detectar, diferenciar y categorizar aquellos aspectos vinculados al entorno.
Las personas con un alto grado en esta inteligencia van a tener una sensibilidad especial hacia el medio que les rodea. Van a disfrutar y cuidar de la naturaleza.
Existen bonitas maneras de desarrollar la inteligencia naturalista como por ejemplo:

    • Plantar flores o crear un pequeño huerto.
    • Cultivar una legumbre.
    • Enseñarles todo el trabajo que hacen las hormigas.
    • Enseñarles a reciclar.
    • Asociar frutos y plantas a cada estación o época.
    • Inculcar el respeto a los animales y si se tiene mascota enseñar a cuidarle y dotarle de pautas para ello.
    • Realizar diversos experimentos con el agua.
    • Realizar salidas al campo y potenciar la observación.

 

 

 

 

 

 

Florez, J. (2016). Neurodiversidad, discapacidad e Inteligencias Múltiples. Revista Síndrome de Down, 129(33), 59-64.http://revistadown.downcantabria.com/2016/06/01/neurodiversidad-discapacidad-e-inteligencias-multiples/