Practicar deporte desde edades tempranas…

El sedentarismo es cada vez más frecuente entre los niños, con los perjuicios que puede acarrear para la salud, la autoestima y la sociabilidad. Practicar deporte desde una edad temprana es la mejor forma de evitar esos problemas, según los expertos.

Ordenadores y tabletas, teléfonos móviles y videojuegos llenan más horas del ocio infantil de lo que serí­a conveniente para la salud de los más pequeños: sólo el 43 por ciento de los niños de 5 a 18 años realiza 5 o más horas de actividad fí­sica deportiva a la semana, según datos del Consejo Superior de Deportes.

 

Para prevenir el sedentarismo y los perjuicios para la salud y psicológicos que puede conllevar, expertos como David Alegrí­a, de Colegios Brains, recomiendan practicar deporte desde una edad temprana, algo que tiene numerosos beneficios, entre ellos, que contribuye a combatir la obesidad, aumenta la flexibilidad y la resistencia, potencia la seguridad en uno mismo y desarrolla la autoestima.

Por último, elegir un deporte adecuado a las caracterí­sticas de cada edad y que guste al niño, son dos factores clave para que los pequeños sigan practicándolo a largo plazo. «La mayor parte de los padres, por el ansia de introducir a sus hijos en el deporte que a ellos mismos les gusta, cometen el error de inscribirles en una actividad no apropiada para su edad», afirma David Alegrí­a, de Colegios Brains.