Nuevos 'biomarcadores' para el abordaje…

La búsqueda de nuevos biomarcadores en el abordaje de la Esclerosis Múltiple (EP), como los presentes en la sangre, en el lí­quido cefaloraquí­deo o en factores genéticos, hace que los nuevos tratamientos evolucionen hacia la “medicina individualizada”, que a su vez resulta más efectiva porque se centra en las necesidades de cada paciente, según el coordinador de la Unidad de EM del Hospital Clí­nico San Carlos de Madrid y director de la ‘XXVII Edición de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid (UCM)’ organizada por la compañí­a farmacéutica Novartis sobre EM, Rafael Arroyo.

Bajo el tí­tulo ‘Estrategias actuales para el abordaje integral y sostenible de la EM’, y con una duración de tres dí­as, el curso ha contado con la participación de más de 50 expertos en Neurologí­a, Enfermerí­a y Fisioterapia, además de representantes de las asociaciones de pacientes y expertos en Gestión Farmacéutica en San Lorenzo del Escorial.

El primer dí­a se trató el tema de la investigación en biomarcadores, bajo el lema ‘Hacia la mejora de la calidad de vida de los pacientes’, y durante la mesa redonda Arroyo hizo hincapié en el abordaje de estos como paso imprescindible para las terapias individualizadas. Por su parte, el director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña, Xavier Montalbán, y el jefe de la Unidad de Neurorradiologí­a y Resonancia Magnética del Hospital Vall d’Hebron, ílex Rovira, fueron los protagonistas de las ponencias acerca de este tema.

En la segunda jornada, bajo el tí­tulo ‘El deterioro cognitivo y la problemática de la adherencia al tratamiento en la EM’, Arroyo destacó durante la mesa redonda que “la elevada adherencia causa un alto grado de efectividad en los tratamientos, además de mejorar la calidad de vida de los pacientes”. “Las nuevas tecnologí­as ayudan a comprobar la adherencia en algunos tipos de tratamientos, pero otros todaví­a no pueden controlarse; por ello, forma parte del trabajo del personal sanitario, tanto en medicina como enfermerí­a, motivar a los pacientes para que no dejen la medicación”, añadió.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada