Nuevas perspectivas para el tratamiento…

Expertos de la Universidad de Manchester, en Reino Unido, han descubierto que los sí­ntomas dolorosos y debilitantes sufridos por los enfermos de artrosis están intrí­nsecamente vinculados al reloj del cuerpo humano.

El estudio, dirigido por Qing-Jun Meng, investigador senior de ‘Arthritis Research UK’, podrí­a en los próximos años allanar el camino para el tratamiento farmacológico de este trastorno de las articulaciones que afecta a ocho millones de personas en Reino Unido. Los resultados de esta investigación, financiados conjuntamente por ‘Arthritis Research UK’ y el Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés) de Reino Unido, se publican este lunes en la revista ‘Journal of Clinical Investigation’. «A pesar de los grandes esfuerzos de médicos y cientí­ficos, entendemos poco la artrosis: por desgracia, el alivio del dolor y la cirugí­a de reemplazo de articulaciones parecen ser la única opción para los pacientes», dice Meng.