Médicos y pacientes ven en…

La Oficina del Parlamento Europeo en España participó este viernes en Valencia en un seminario sobre la nueva directiva europea del tabaco, en el que médicos y afectados apoyaron la norma, por entender que es «un avance evidente contra el tabaquismo», y la industria pidió evidencias cientí­ficas para acometer cambios.

Precisamente, en el encuentro, al que asistió más de un centenar de representantes de todos los sectores implicados en la reforma, quedó patente la necesidad de encontrar un equilibrio entre la protección de la salud y la industria, «que desarrolla una actividad productiva lí­cita». En este sentido, el sector sindical pidió que se tenga en cuenta el impacto de la directiva en el empleo y los trabajadores, mientras la industria demandó que las autoridades fundamenten sus decisiones en evidencias cientí­ficas sólidas y que tengan en cuenta que «el tabaco es un producto legal».

A este respecto, las tabacaleras señalaron que la estandarización y el aumento de las advertencias en las cajetillas defendidas por los médicos solo conducirá a la desaparición de las marcas en los paquetes de tabaco.
Por eso, los fabricantes propusieron alcanzar un término medio, es decir, que un 50% de los paquetes de tabaco esté ocupado por las advertencias y otro 50%, por la marca.

El sector sanitario dejó patente también la importancia de suprimir el mentol de los cigarrillos, por sus consecuencias en la salud y por la adición que provoca, sobre todo entre los más jóvenes, mientras que el tabaquero advirtió de lo que eso puede suponer para la economí­a. Así­, la industria y, en particular los representantes del sector agrí­cola advirtieron de que se pone en peligro el cultivo de tabaco de calidad, ya que, argumentaron, «el sector solo podrá competir en el precio y buscará materias primas más baratas si todos sus productos saben y parecen iguales».

Por último, en lo que sí­ parecieron coincidir todos los participantes en el encuentro fue en la necesidad de prohibir la venta de tabaco por Internet y a distancia. En este punto, empresarios, comerciantes e industria alertaron del incremento del contrabando y la falsificación, que se sitúa ya en el 12 por ciento, según sus datos.