Madrid Salud tendrá un centro…

El Ayuntamiento de Madrid ampliará de 16 a 21 los centros municipales de Madrid Salud durante la legislatura para promover el desarrollo de una red de atención comunitaria conocida como ‘Ciudad de los cuidados’.

El plan, presentado por el concejal de Salud, Javier Barbero, incluye la creación de una oficina municipal responsable de poner en marcha un plan de acción transversal que promoverá la atención sociosanitaria a los madrileños.

Entre los hitos del proyecto destaca la puesta sobre la mesa de todos los recursos municipales para conseguir la paralización de los desahucios y desalojos de primera vivienda, así­ como de alternativas habitacionales. Asimismo, se garantizarán suministros básicos como luz y agua a los hogares que no puedan pagarlos. Madrid será asimismo una ciudad libre de exclusión sanitaria y para ello se promoverán acciones de prevención y promoción de la salud, se ampliarán los centros municipales de Madrid Salud de 16 a 21 para que haya uno por distrito antes de final de legislatura, y se desarrollará un servicio de apoyo nutricional. Por último, dentro de un año se presentará el primer borrador de una nueva ordenanza de convivencia.

Además, el Consistorio tomará medidas en materia de seguridad como un programa policial de mediación y resolución de conflictos, un programa de prevención y actuación ante delitos de violencia de género, odio y xenofobia; un programa de atención a colectivos desfavorecidos como menores, mayores y discapacitados; un programa de actuación ante delitos contra los derechos de los trabajadores, una guí­a de asesoramiento para proteger los derechos de las personas en situación de asilo y refugio. Por su parte, en materia de consumo se creará una oficina de mediación de acceso a bienes y servicios básicos, el fomento y apoyo de la economí­a social desde el Instituto Municipal de Consumo.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha defendido, por su parte, la apuesta por la rehabilitación y la vuelta al planteamiento urbaní­stico del primer Ayuntamiento democrático, capitaneado por Enrique Tierno Galván, frente al «modelo del pelotazo urbano y la burbuja inmobiliaria», con los Planes de Actuación Urbaní­stica (PAU) como máximo exponente. Calvo ha empezado su exposición desgranando el Plan General de 1985, diseñado por el equipo del ‘Viejo Profesor’, en el que jugó una baza esencial la rehabilitación y regeneración urbana. El documento reservó una buena parte de suelo para poder absorber los cambios que experimentarí­a la ciudad en el futuro.