Los trabajadores sociales denuncian un…

El Consejo General del Trabajo Social denunció que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 que presentó el Gobierno recogen un “nuevo recorte encubierto” en materia de servicios sociales, y advirtió de que contribuyen a desmantelar el sistema y a dejar desprotegido al número creciente de personas que más lo necesitan.

 

Así­ lo denuncia esta organización en un comunicado, en el que explica que en una situación donde la demanda se ha disparado un 74% desde 2009, resulta “inconcebible” que se mantenga el presupuesto prácticamente igual que el año pasado para atender a un volumen mucho mayor de personas. Y es que, en opinión de este Consejo, aunque con respecto a 2014 la partida de servicios sociales crece más de 100 millones, desde 2011, estos fondos se redujeron en más de 600 millones, lo que supuso un recorte del 28%.

 

En este sentido, la presidenta del Consejo General del Trabajo Social, considera que estos presupuestos no responden al aumento de la pobreza y de exclusión social que está viviendo España, y acusa al Ejecutivo de “estar mirando hacia otro lado”. Además, Ana Lima critica que el presupuesto en materia de dependencia sea “prácticamente el mismo” que este año, lo que a su entender es “un insulto a las 176.667 personas que siguen a la espera de recibir una ayuda, aunque oficialmente la tienen reconocida”.

Por último, el Consejo destaca también que la partida destinada a la red básica de servicios sociales se mantiene en 32 millones de euros. “Teniendo en cuenta que se trata de la puerta de entrada a todo el sistema de servicios sociales”, los trabajadores sociales destacan su carácter “anecdótico”, puesto que en 2011 esta partida era de casi 90 millones de euros.