Los reumatólogos llevan a cabo…

En la imagen, un reumatólogo.

La Sociedad Española de Reumatologí­a (SER) ha puesto en marcha el proyecto ‘SjögrenSER’, un registro nacional de pacientes con esta enfermedad reumática antoinmune y sistémica que afecta a las glándulas exocrinas, con el objetivo de caracterizar adecuadamente las manifestaciones clí­nicas, la actividad de la enfermedad y el daño acumulado de los pacientes.

Así­ lo explicó la directora del proyecto, Mónica Fernández, en el cuarto Simposio de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas de la Sociedad Española de Reumatologí­a, que se celebró el fin de semana en Alicante.
Según los primeros datos analizados, más del 90% de los pacientes presentan sí­ndrome seco oral y/o ocular y en más del 80% se encuentran positivos los anticuerpos caracterí­sticos.

Asimismo, el proyecto multicéntrico ‘SjögrenSER’, coordinado por la Unidad de Investigación de la SER y realizado en más de 30 servicios de Reumatologí­a de España, pretende conseguir un registro de pacientes en los hospitales participantes que pueda servir de base para proyectos posteriores, y generar un consorcio de centros con interés en sí­ndrome de Sjögren para poder seguir avanzando en una de las enfermedades autoinmunes sistémicas más prevalentes.

En este sentido, la doctora aseguró que “esta cohorte va a permitir a los reumatólogos españoles desarrollar proyectos de distinta í­ndole en estos enfermos, porque aunque existen otros registros, cada uno recoge a los pacientes según criterios de clasificación diferentes y con metodologí­as distintas, por lo que los datos y enfermos no son comparables”. En opinión de la especialista, es difí­cil establecer una cifra concreta de pacientes con esta enfermedad, ya que durante años se ha clasificado y diagnosticado en base a distintos criterios y normas cambiantes. No obstante, hay datos que apuntan a que podrí­a afectar al 1-3% de la población.

Su sí­ntoma caracterí­stico es el sí­ndrome seco, oral y/o ocular, por la afectación de glándulas secretoras, pero puede afectar a cualquier órgano, entre los más frecuentes, el aparato locomotor y la piel, aunque se asocia también a alteraciones tiroideas. En general, indicó la doctora, el pronóstico del sí­ndrome de Sjögren primario es bueno, sin embargo, es la enfermedad autoinmune sistémica que presenta mayor desarrollo de linfoma.
“La calidad de vida del paciente se puede ver enormemente afectada por la falta de un tratamiento modificador de la enfermedad eficaz, ya que en muchos casos sólo se pueden ofrecer alternativas sintomáticas que resultan insuficientes”, detalló la experta, quien agregó que “es imprescindible en estos enfermos, el manejo multidiciplinar y el diálogo y coordinación entre reumátologos, oftalmólogos y odontólogos”.