Los neurólogos piden más unidades…

Dos facultativos, en la imagen, en las instalaciones de un centro hospitalario.Hoy, 21 de junio, se conmemora el Dí­a Internacional de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso, «incurable y fatal» de la que en España se diagnostican cada año unos 900 casos nuevos y para la que los neurólogos piden más unidades de atención especializada.

Conocida también como ELA, por sus siglas, la esclerosis lateral amiotrófica afecta fundamentalmente a las células nerviosas encargadas de controlar los músculos voluntarios y evoluciona «hasta la parálisis completa», según explica en un comunicado la Sociedad Española de Neurologí­a (SEN). Esta sociedad señala que, actualmente, en España viven con ELA unas 2.500 personas, una cifra que, asegura, no es baladí­, aunque pudiera parecerlo. «Pese a que pueda parecer que es una enfermedad con poca prevalencia, por su gravedad, por lo invalidante que es y por los problemas emocionales y psicológicos que genera tanto en los pacientes como en sus familiares, la ELA es un problema sociosanitario de primer nivel», afirma Jordi Dí­az, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Neuromusculares de la SEN.

Asimismo, al tratarse de una enfermedad neurodegenerativa «y muy progresiva», prosigue, las necesidades de los pacientes se incrementan «considerablemente» a medida que el problema evoluciona, «puesto que cada vez requieren de más ayuda para realizar las actividades diarias y cada vez serán más dependientes».

Por todo esto, argumenta el especialista, desde la SEN se ve muy necesario abordar la atención al paciente desde una perspectiva multidisciplinar, ya que la ELA es una enfermedad en la que se necesita controlar sus sí­ntomas y ofrecer apoyo psicológico y social al paciente y a su familia, todo ello con «rapidez y coordinación»

Por último, de ahí­, concluye el neurólogo su razonamiento, la importancia de apostar por la creación de más Unidades Especializadas para una enfermedad que afecta principalmente a adultos de entre 40 y 70 años, aunque existen casos descritos en personas más jóvenes. De causa desconocida en más de un 90% de los casos (en el resto la causa es genética), la esclerosis lateral amiotrófica requiere también, a juicio de los neurólogos, de más investigación, sobre todo para encontrar nuevos tratamientos, ya que desde hace casi 20 años no se ha descubierto ninguno nuevo y el existente «tiene efectos muy limitados».