Los expertos recomiendan pautas para…

La Sociedad Española de Otorrinolaringologí­a y cirugí­a de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) ha elaborado un listado de consejos a tener en cuenta para evitar la otitis este verano. Las playas y piscinas unidos al calor incrementan el riesgo de sufrir esta afección como consecuencia de la humedad, siendo los niños los más vulnerables por tener los conductos del oí­do más cortos y pasar más tiempo en el agua.

La humedad acumulada en los oí­dos después de los baños, así­ como la sudoración derivada de las altas temperaturas, son los principales factores de riesgo de la otitis externa difusa, conocida también como la otitis del nadador. «Este tipo de infecciones son muy frecuentes durante el verano y consisten en la infección e inflamación del epitelio que recubre el conducto auditivo externo y que sufre una maceración como consecuencia de la humedad y el calor, lo que facilita la actuación de los gérmenes», ha comentado el presidente de la Comisión de Otologí­a de la SEORL, doctor Manuel Manrique. Los principales sí­ntomas derivados de la otitis son: dolor, molestias al masticar o bostezar, picor, sensación de taponamiento, una leve pérdida de audición y percepción de humedad en el oí­do, a veces en forma de supuración. «En estos casos será preciso que el paciente acuda a la consulta del otorrinolaringólogo para que pueda establecer un diagnóstico y el tratamiento más adecuado», ha señalado el doctor Manrique.