Llegar en silla de ruedas…

«Tuve un accidente de pequeña. A raí­z de eso, la gente te pone una etiqueta: ‘Eres minusválida’. Pero como soy un poco rebelde, dije ‘pues yo voy a hacer todo lo que quiera'». Así­ empieza la historia de Gema Hassen-Bey, atleta paralí­mpica.

Esa filosofí­a de vida le llevó a levantarse de la cama tras su grave accidente cuando era una niña, a estudiar Ciencias de la Información, a cantar… y a coger una espada y practicar esgrima. «Ahí­ ya la liamos, cinco Juegos Olí­mpicos consecutivos», cuenta orgullosa la madrileña. Ahora, un nuevo reto, este de más altura, seguro, toma forma en su cabeza: ser la primera mujer en silla de ruedas en culminar la cima del Kilimanjaro (montaña situada en Tanzania, ífrica), a 5.895 metros de altura. «Es el reto más grande y más maravilloso que me he planteado en mi vida».