Llamadas a la insumisión por…

Ante la indignación y la prortesta del primer dí­a del «Euro por Receta», son varias las asociaciones que instan a los usuarios a no pagar el euro, como en el caso de Facua y la plataforma «Yo no repago», quienes recomiendan a los consumidores que en el momento de la dispensación del medicamento, en lugar de realizar el abono, entreguen una carta al farmacéutico con sus datos personales en la que planteen el rechazo a la tasa y su negativa a pagarla.

Hay casos flagrantes, como comprar una pomada que no llega a 1 euro y pagar más con el euro que lo que vale la pomada. Para prevenir casos parecidos ”“se supone-, la Comunidad de Madrid ha distribuido por las farmacias unos impresos tipo para «manifestar la voluntad de no pagar la tasa». El impreso debe rellenarse por triplicado y en él han de figurar los datos personales del paciente, así­ como los de la receta. El usuario se quedará con una copia, otra será para la farmacia, y una tercera será enviada a la Administración.