Las plantas medicinales pueden ayudar…

Las plantas medicinales como la levadura roja de arroz, los bulbos de ajo, la granada o la soja ayudan a reducir el riesgo cardiovascular, tal y como han mostrado los resultados presentados en el IX Congreso Internacional de Fitoterapia Ciudad de Oviedo, organizado por la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT).

Además, según datos del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), que ha participado también en las jornadas, ocho de cada diez españoles prefieren los preparados farmacéuticos de origen natural para prevenir trastornos cardiovasculares a los medicamentos de origen sintético.

 

De hecho, uno de los preparados que recientemente ha sido autorizado por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) para controlar el colesterol es la levadura roja de arroz. “Es un producto que se obtiene a partir de una levadura que crece sobre este cereal y cuyos principios activos, las monacolinas, la monascina y la ankaflavina, consiguen inhibir la sí­ntesis hepática del colesterol”, ha comentado la profesora de Farmacologí­a de la Universidad Complutense de Madrid, Emilia Carretero.

En concreto, se ha comprobado una reducción media del 19 por ciento para el colesterol total, del 23 por ciento para el colesterol LDL y del 17 por ciento para los triglicéridos. Asimismo, el libro ‘Plantas Medicinales y complementos de la dieta para la salud cardiovascular’, editado por INFITO, en colaboración con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y la Fundación Hipercolesterolemia Familiar, ha desvelado también que estos productos incrementan un 11 por ciento el colesterol HDL.

Del mismo modo, un estudio publicado este mes en la revista ‘Experimental and Therapeutic Medicine’ ha desvelado que la levadura roja de arroz reduce los niveles plasmáticos de colesterol y los triglicéridos.

Por último, por su parte, tal y como ha indicado Carretero, los bulbos de ajo “interfieren en la sí­ntesis de los triglicéridos y en la del colesterol lo que le otorga un papel importante a tener en cuenta en la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardiovascular. Además, han demostrado su eficacia frente a la coagulación y en la mejora del estatus oxidativo. “Además, las semillas de soja tienen diferentes componentes que han constatado su utilidad para estimular la formación de bilis y la secreción biliar del colesterol e impedir la elevación de los niveles de colesterol total, LDL, triglicéridos y ácidos grasos libres”, ha apostillado.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada