Las muertes por sarampión han…

Las muertes por sarampión han disminuido un 75 por ciento en 13 años en todo el mundo, pasando de 544.000 en el año 2000 a 145.700 en 2013, gracias a las campañas de vacunación, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, el organismo ha avisado de que, a pesar de que existe una vacuna “segura y eficaz”, a nivel mundial sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños.

 

La mayorí­a de las muertes se deben a complicaciones del sarampión, que son más frecuentes en menores de 5 años y adultos de más de 20 años. Las más graves son la ceguera, la encefalitis, la diarrea grave, las infecciones del oí­do y las infecciones respiratorias graves, como la neumoní­a. Los casos graves son especialmente frecuentes en niños pequeños malnutridos, y sobre todo en los que no reciben aportes suficientes de vitamina A o cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado por el VIH/Sida u otras enfermedades.

Asimismo, en poblaciones con altos niveles de malnutrición y falta de atención sanitaria adecuada, el sarampión puede llegar a matar al 10 por ciento de los casos. La infección también puede provocar complicaciones graves en las mujeres embarazadas e incluso ser causa de aborto o parto prematuro. En este sentido, la OMS ha recordado que los niños pequeños y las mujeres embarazadas sin vacunar son quienes corren mayor riesgo de sufrir el sarampión y sus complicaciones, entre ellas la muerte.

Por ello, el organismo ha asegurado que la vacunación sistemática de los niños contra el sarampión, combinada con campañas de inmunización masiva en paí­ses con elevada incidencia y mortalidad son estrategias de salud pública “fundamentales” para reducir la mortalidad mundial por sarampión.

Por último, además, prosigue, la vacuna contra el sarampión suele juntarse con las vacunas contra la rubéola y/o la parotiditis en paí­ses donde estas enfermedades constituyen un problema. Su eficacia es similar tanto si se administra aisladamente como si se combina con estas vacunas.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada