Las historias clí­nicas de los…

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, anunció ayer que su departamento está valorando la posibilidad de integrar las historias clí­nicas de los pacientes que acuden a hospitales privados o a mutuas, en el proyecto de Historia Clí­nica Digital del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Precisamente, la ministra realizó este anuncio en la presentación del estudio RESA 2013 que ha evaluado a la sanidad privada. Se trata, a juicio de Mato, de «una oportunidad de complementar e integrar la información clí­nica de los pacientes, un ahorro de recursos y un incremento de la seguridad en la práctica asistencial para los pacientes».

Asimismo, la ministra subrayó que la colaboración del sector privado con el Sistema Nacional de Salud tiene una trayectoria dilatada en el marco de la Ley General de Sanidad. «Todos los servicios autonómicos de salud acuden desde hace tiempo a la sanidad privada y en ella se apoyan, en mayor o menor medida y bajo modalidades diferentes». Esta colaboración, agregó, «puede ayudar a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud», según reconoce un reciente informe del Consejo Asesor de Sanidad. El mismo informe, detalló la ministra, alerta de la influencia en este aspecto de factores como el cambio demográfico, las enfermedades crónicas y el aumento del gasto sanitario como consecuencia de la mayor demanda.

Por último, Mercedes Vinuesa, directora general de Salud Pública, señaló a los periodistas que «la idea es ganar en seguridad», con la incorporación de las historias clí­nicas que están en la sanidad privada y que «sólo quedan cuatro comunidades por incorporarse a la Historia Clí­nica Digital del SNS y ser todo el sistema interoperable».