Las frutas y verduras propias…

La llegada del invierno y las bajas temperaturas vienen acompañados de un cambio en la alimentación, con mayor presencia de purés o sopas, y los expertos en nutrición aconsejan no perder de vista los alimentos de temporada ya que, en el caso de algunas frutas o verduras, pueden incluso ayudar a evitar los resfriados también propios de esta época del año. La nutricionista Natalia Galán destaca entre estos productos de temporada las mandarinas, kiwis, caquis, manzanas, naranjas, plátanos o uvas, todas ellas con un «extraordinario» aporte de vitamina C. Además, aconseja los llamados batidos ‘detox’, con mezclas de frutas y verduras que, por su riqueza en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, otorgan propiedades nutricionales beneficiosas para el organismo, especialmente si se consumen crudas. «Los alimentos de temporada son la mejor opción si queremos ajustar la economí­a familiar, ya que los encontraremos más baratos que el resto porque existe una mayor disponibilidad. Además, al cultivarse en las condiciones adecuadas son más sabrosos, con mejor textura y olor», ha explicado. Esta experta recomienda no variar en exceso el tipo de alimentación aunque sí­ la manera de cocinarlos, sustituyendo por ejemplo las ensaladas por purés o sopas, o bien cocinando las verduras a la plancha. No obstante, reconoce Galán, aunque la bajada de las temperaturas el cuerpo nos pide alimentos más calientes y «de cuchara», es necesario cuidar la calidad y el contenido nutricional de los ingredientes en sopas, caldos o patajes para evitar los que aporten más grasas. «Nuestro organismo es muy inteligente y sabe adaptarse a diversas condiciones climatológicas, gracias fundamentalmente a la capa de grasa que lo recubre y que actúa como aislante. Y la diferencia calórica que nuestro organismo gasta de una estación a otra es mí­nima, por lo que no es necesario un aporte extra», ha explicado.