Las comunidades dispondrán de hasta…

El Gobierno ha habilitado una partida de hasta mil millones de euros para formalizar los préstamos a largo plazo a las comunidades autónomas para financiar los gastos del tratamiento de la hepatitis C con los nuevos fármacos de última generación que se han aprobado en España.

«Es una importante medida en el ámbito sanitario», según explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamarí­a, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que recordó que a dicho préstamo podrán acceder aquellas regiones que se hayan adherido al fondo de financiación autonómica. El Plan Estratégico Nacional contra la Hepatitis C elaborado el pasado mes de marzo determinó «atendiendo a criterios médicos» que, por el momento, debí­an recibir estos nuevos fármacos 52.000 de los 95.000 pacientes con hepatitis C que hay en España. Y hasta el momento, «más de 34.000 ya han recibido tratamiento», afirmó Sáenz de Santamarí­a. El Gobierno determinó que el tratamiento de estos pacientes tendrí­a un coste de 727 millones de euros, tras las negociaciones que mantuvo con las compañí­as farmacéuticas que los comercializan. No obstante, y dado que son las comunidades las encargadas de hacer frente a dicho gasto, el Gobierno habilitó un préstamo a 10 años con un interés del 0 por ciento para que pudieran sufragar el coste de los tratamientos. Fuentes del Ejecutivo han explicado que la partida habilitada es superior para poder ayudar a las comunidades a pagar los tratamientos que se administraron antes de negociar con las compañí­as el abaratamiento de los precios. Durante su intervención, la vicepresidenta recordó que España fue «de los primeros paí­ses en incorporar a la financiación pública los nuevos antivirales para la hepatitis C» y recuerda que el plan elaborado se ha puesto a disposición de cualquier paí­s interesado. Además de la incorporación de estos nuevos fármacos, el Plan permitió contar «por primera vez» con un mapa de la enfermedad en España en función del genotipo del virus y el estadio de la enfermedad, al tiempo que también «se está elaborando un registro de pacientes tratados para evaluar continuamente la efectividad de estos medicamentos», según destacó Sáenz de Santamarí­a.