Las alergias alimentarias se duplicaron…

En la imagen, alimentos en la despensa de un hogar.

Las alergias de tipo alimentario se han disparado entre la población española infantil y adulta, de forma que en nuestro paí­s las intoxicaciones por ingestión de alimentos se han duplicado en la última década, según varios estudios realizados por la Sociedad Española de Alergologí­a e Inmunologí­a Clí­nica (Seaic).

Con motivo de la Semana Mundial de la Alergia, que organiza la WAO (The World Allergy Organization) entre los dí­as 8 y 14 de abril, la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex (Aepnaa) alerta sobre la situación y el impacto que supone la alergia a alimentos entre la población española.

Precisamente, la alergia a alimentos, que se produce cuando una persona reacciona exageradamente al contacto, ingestión o inhalación de un alimento, puede provocar desde reacciones leves (erupciones, urticaria, picor, tos, asma, diarrea o vómitos) a reacciones graves o muy graves (dificultad respiratoria, hipotensión, opresión torácica, palpitaciones, mareo, shock anafiláctico con riesgo de muerte…).

Asimismo, el tipo de alimentos implicados suele variar según la edad, la zona o los hábitos alimenticios. Los niños españoles se ven afectados fundamentalmente por la leche de vaca, el huevo y el pescado (alergia que persiste y es bastante frecuente en adultos). El último estudio realizado sobre la población general española indica que la fruta es el primer alimento causante de alergia en nuestro paí­s, seguido por los frutos secos, el marisco y los pescados.

Por otra parte, es importante destacar que los alérgicos se encuentran con serias dificultades en lo que respecta a los etiquetados de alimentos, que son insuficientes o poco clarificadores en un alto porcentaje de los casos. A nivel global, las últimas cifras recogidas en el Libro Blanco de la WAO señalan que existen entre 220 y 520 millones de personas que sufren alergia alimentaria en todo el mundo, con una prevalencia de 1-3% en los adultos y 6-8% en los niños.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada