La renovación de la tecnologí­a…

En los últimos cinco años, la renovación de tecnologí­a hospitalaria ha caí­do entre un 60% y un 75% por la crisis. Así­ lo revela un estudio de la Federación Española de Empresas de Tecnologí­a Sanitara (Fenin).

Precisamente, el estudio también apunta que entre 2008 y 2011 cerca del 45% de la inversión realizada se destinó al equipamiento de los nuevos hospitales por lo que se ha agravado la situación de los centros sanitarios más antiguos en los que se concentra un mayor í­ndice de obsolescencia, operativa y tecnológica. Según el citado informe, el 26% de los equipos de sistemas de monitorización tienen más de diez años de antigí¼edad, al igual que ocurre con los sistemas de resonancia magnética. «La ralentización de la renovación de las tecnologí­as de diagnóstico, monitorización y terapia de uso hospitalario limita la adopción de innovaciones que contribuyan a mejoras de procesos asistenciales, perdiendo calidad y eficiencia el sistema, además de poner en riesgo la seguridad de los pacientes y profesionales sanitarios», sostiene el estudio.

Asimismo, el estudio también señala que «la fuerte presión presupuestaria favorece los procesos de adquisición de tecnologí­a basados principalmente en el precio de compra lo que no siempre garantiza la implantación de innovaciones significativas. Asimismo, cuando no existe una metodologí­a fiable, con la participación de expertos tecnólogos, para el asesoramiento profesional en la evaluación o segmentación de estas tecnologí­as, se limita la requerida calidad de los productos».

Por último, también preocupa mucho al sector de Tecnologí­a Sanitaria las sucesivas incidencias técnicas registradas en el mantenimiento de los equipos y dispositivos de uso hospitalario porque en muchos centros «optan por soluciones de servicio técnico no siempre cualificadas para la actuación sobre estos sofisticados dispositivos», resalta Fenin.