La Reina inauguró las obras…

El Real Monasterio de San Jerónimo de Yuste, situado en Cuacos de Yuste (Cáceres), se ha sumado a la iniciativa de Patrimonio Nacional para eliminar barreras y ha hecho accesibles sus instalaciones para las personas con movilidad reducida. La reina doña Sofí­a inauguró la reforma, acompañada por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

 En el año 2008 Patrimonio Nacional, el Real Patronato sobre Discapacidad y la Fundación ACS firmaron un convenio para acometer, en cada uno de los edificios históricos que son propiedad de Patrimonio Nacional, obras de acondicionamiento de los espacios para que puedan ser visitados por personas con discapacidad motriz. Monumentos como los monasterios de San Lorenzo de El Escorial, Santa Marí­a la Real de Huelgas (Burgos) y Santa Clara de Tordesillas (Valladolid), y los Palacios Reales de Madrid, El Pardo, Aranjuez, La Granja de San Ildefonso (Segovia) y La Almudaina (Palma de Mallorca) ya han adaptado sus espacios a las necesidades de las personas con discapacidad.

Según indicó el jefe del Departamento de Arquitectura y Jardines de Patrimonio Nacional, Luis Pérez de Prada, “la idea de hacer accesibles los monumentos reales partió del propio Patrimonio Nacional, aun sabiendo que serí­a una labor compleja porque hay que buscar el equilibrio entre lo que es el respeto al monumento y las mejoras en accesibilidad”. El Monasterio de Yuste es un monumento del siglo XVI que consta de dos partes bien diferenciadas, el convento y la residencia del emperador. Su visita comienza en el portón de la fachada de mediodí­a, donde se ha colocado la primera rampa. En el paseo arbolado se han implantado una serie de plataformas de granito, flanqueadas por muretes y jardineras de mamposterí­a tradicional, explicó Pérez de Prada.


Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada