La Reina entrega la Medalla…

La reina doña Letizia entregó en Albacete las Medallas de Oro de Cruz Roja Española al compromiso social y la labor solidaria. Los galardonados son el Comité Paralí­mpico Español, la presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer, Isabel Oriol; el Ayuntamiento y la Diputación de Albacete, Ashoka España y la Asociación Cultural Gitana Vencedores.

En nombre del Comité Paralí­mpico Español recogieron el galardón los nadadores paralí­mpicos Richar Oribe y Sarai Gascón y el atleta David Casinos. Doña Letizia destacó en su discurso que «distinguir a quienes hoy reciben la Medalla de Oro es dar visibilidad a una acción social que es ejemplar. Y por eso lo hace Cruz Roja, una institución de trayectoria larguí­sima pero, a la vez, enormemente joven. Pocas organizaciones despiertan tanto respeto e inspiran tanta solvencia como lo hace la Cruz Roja». Por ello, agradeció a esta entidad la labor que desarrolla, «por perseguir una sociedad más justa desde la imparcialidad, la independencia y la neutralidad. Gracias por estar siempre donde se os necesita, pese a la inevitable certeza de que toda ayuda, toda solidaridad, es poca. Y más en estos tiempos». JUVENTUD La celebración este año del Dí­a Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en España ha sido bajo el lema ‘Juventud, el presente que construye futuro’, con el que se pretendí­a remarcar las adversidades, oportunidades y retos a los que se enfrentan los jóvenes en todo el mundo. En relación con este lema el presidente de Cruz Roja Española, Javier Senent, resaltó que “cuando hablamos de la juventud, a pesar de las circunstancias de cada momento, todas las generaciones que nos han precedido han sido parte sustancial del desarrollo de la historia de la humanidad, generando cambio y progreso”¦ En un dí­a como hoy, quiero destacar un dato relevante: más de la mitad de las personas voluntarias de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en el mundo tienen menos de 30 años”. El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja está presente en el mundo entero, al servicio de todas las personas. Su labor abarca tanto la atención de las necesidades en casos de desastres y situaciones de conflicto, la asistencia en centros urbanos y zonas de difí­cil acceso, como la defensa y la promoción de los derechos de las personas en cí­rculos polí­ticos y ante los gobiernos. Se trata de una red humanitaria presente en 190 paí­ses y formada por 17 millones de personas voluntarias en todo el mundo.