La prueba de ultrasonido es…

El uso del ultrasonido (US) en la detección de cáncer de mama ha demostrado ser comparable en su sensibilidad a la de la mamografí­a y se debe tener en cuenta para su análisis de la enfermedad, según un estudio publicado este lunes en ‘JNCI: Journal of the National Cancer Institute’.

El número de cánceres de mama está aumentando en todo el mundo, con más de 1,6 millones de nuevos casos de la enfermedad en 2010, lo que resulta en la muerte de más de 425.000 mujeres. Además, se esperan 2,1 millones de nuevos casos de cáncer de mama para el año 2030. Aunque la mamografí­a es un método eficaz en la detección de cáncer de mama en los paí­ses desarrollados, no está comúnmente disponible en los paí­ses menos desarrollados y se tienen que examinar métodos alternativos, como la ecografí­a. Para determinar la efectividad del uso de la ecografí­a a la hora de detectar el cáncer de mama, Wendie A. Berg, del Departamento de Radiologí­a del Hospital Magee-Womens, en Estados Unidos, y sus colegas reclutaron a 2.809 mujeres en 20 sitios diferentes en Estados Unidos, Canadá y Argentina para el protocolo ‘American College of Radiology Imaging Network’ para la detección de cáncer de mama. Los investigadores encontraron que el número de pruebas de ultrasonido para detectar el cáncer de mama fue comparable al de la mamografí­a y encontraron que habí­a una mayor proporción de cánceres invasivos y con ganglios negativos en las que tení­an US, pero también hubo un mayor número de falsos positivos entre las mujeres examinadas con US. “Cuando la mamografí­a esté disponible, el ultrasonido deberí­a ser visto como una prueba suplementaria para mujeres con senos densos que no cumplan con los criterios de alto riesgo para la detección de la RM y para las mujeres de alto riesgo con senos densos que son incapaces de tolerar la RM”, proponen los investigadores.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada