La ONT apuesta por extender…

La Organización Nacional de Trasplante (ONT) ha anunciado su propósito de apostar firmemente por la donación en asistolia, también llamada a corazón parado, como una de las mejores ví­as de expansión.

La medida, que será extendida a todas comunidades autónomas, obedece al descenso registrado en la siniestralidad en carretera, el mejor control de los factores de riesgo cardiovascular, y a las mejoras en el tratamiento del paciente neurocrí­tico, lo que en conjunto ha supuesto un progresivo descenso de este tipo de donantes en nuestro paí­s.

La doctora Beatriz Domí­nguez-Gil, especialista en nefrologí­a de la ONT, confirmó este extremo en el marco del III Congreso de la Sociedad Española de Trasplante, SET, celebrado en Valencia, que prestó especial atención a este tipo de donación. En su opinión, su principal ventaja reside en que «permite ofrecer la opción de ser donante a todas las personas que fallecen, independientemente de las circunstancias de su fallecimiento».

Por último, según esta experta, dicha modalidad se enfrenta a varios retos, tales como «la necesidad de aumentar la efectividad de los programas existentes, pues la mayor parte de ellos se focalizan exclusivamente en la donación renal, pero no en la hepática, pulmonar o incluso pancreática, y la mejora de los resultados postrasplante, lo que requiere de una investigación coordinada en red por parte de todos los programas con experiencia en donación en asistolia y en el trasplante de estos órganos».