La OMS presenta una nueva…

En la imagen, una paciente en una consulta de Ginecologí­a de un centro hospitalario.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado este miércoles una nueva guí­a para prevenir el cáncer de cuello de útero, con el objetivo de proporcionar mejores ayudas a los paí­ses para controlar una enfermedad que causa unas 270.000 muertes anuales, de las cuales el 85% se producen en paí­ses en ví­as de desarrollo.

Bajo el tí­tulo ‘Control completo del cáncer cervical: una guí­a práctica básica’, el documento fue presentado en la Cumbre de Lí­deres Mundiales de Cáncer celebrada este miércoles en Melbourne y tiene como finalidad reducir el gasto económico y poder proporcionar tratamiento a mujeres de todo el mundo, pues estima que un gran porcentaje carece de acceso a servicios sanitarios de prevención, tratamiento o cuidados paliativos.

«La guí­a actualizada de la OMS sobre cáncer cervical puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte para niñas y mujeres de todo el mundo. La combinación de herramientas más efectivas y económicas para prevenir y tratar el cáncer cervical ayudará a relajar la presión en los presupuestos sanitarios, especialmente en los paí­ses con ingresos bajos o medios, y contribuirá drásticamente a la eliminación del cáncer cervical», señaló la doctora Nathalie Broutet, experta en prevención y control de cáncer cervical de la OMS.

La guí­a propone reducir las dosis de vacunación del virus del papiloma humano (HPV) de tres a dos, pues señala que la eficacia con dos dosis está comprobada, y así­ se reducirá el gasto sanitario que conlleva la vacunación. Otro de los puntos donde hace hincapié el documento es el sometimiento de las mujeres a pruebas de HPV como herramienta de prevención, que reducirí­a la frecuencia del chequeo.

La OMS hace hincapié en la necesidad de tener en cuenta las injusticias sociales, al señalar que si bien las tasas de cáncer cervical descendieron en paí­ses desarrollados, en los paí­ses en ví­as de desarrollo se incrementaron debido al acceso limitado a servicios sanitarios, a la falta de concienciación y a la ausencia de programas de detección y tratamiento. «Salvo que tengamos en cuenta la desigualdad de género y aseguremos el derecho de las mujeres a la sanidad, el número de mujeres que mueren por cáncer cervical seguirá creciendo», afirmó la directora del Departamento de Salud Reproductiva e Investigación de la OMS, la doctora Marleen Temmerman. La guí­a, que destaca la importancia de reseñar la discriminación de género y otras injusticias en relación con otros factores sociales como la salud, la clase, la educación, religión y etnia en el diseño de polí­ticas y programas sanitarios, se integra en la Estrategia Global para la Salud de Mujeres y Niños 2010 del secretario general de Naciones Unidas.