La OMC elevará su queja…

El presidente de la OMC, se pronunció sobre el trasplante frustrado de los órganos de la joven Belén Langdon, cuarta ví­ctima de los sucesos en el recinto Madrid Arena. «Vamos a pedir explicaciones y, por supuesto, buscar una decisión para que esto no vuelva a ocurrir. Entiendo que el juez tenga potestad para hacer lo que ha hecho, pero tendrí­a que dar las justificaciones debidas», admitió.

El doctor Rodrí­guez Sendí­n expuso que las tres jóvenes que murieron de forma violenta en el Madrid Arena, fueron incineradas tras estar clara la causa de su muerte y la cuarta, Belen Langdon, que estuvo cuatro dí­as en el hospital, analizada y más estudiada que las otras ví­ctimas, se convirtió, tras fallecer, en donante de sus órganos. «La paciente tení­a órganos perfectamente válidos y habí­a sido cuidada con esmero para que pudiera ser una donante», matizó.

Así­, cuando el médico forense emitió el informe favorable a la extracción de órganos y que, por su puesto, contaba con el consentimiento de los padres de la menor, como no podí­a ser de otra manera -manifestó el Doctor- el equipo médico del Hospital Universitario 12 de Octubre, solicitó al Juzgado de Instrucción nº14, en funciones de guardia de diligencias, una petición de autorización para llevar a cabo la extracción de órganos de la fallecida y preparó todo el operativo para llevar a cabo los trasplantes, operación que se vio truncada con la orden del citado juzgado de no autorizar dicha extracción.

«El forense habí­a informado, desde una perspectiva profesional y técnica, que todo era correcto y que el trasplante podí­a realizarse». El juez tendrá que ofrecer las justificaciones debidas, aunque está en su derecho, e insisto se respeta absolutamente su decisión, tendrá que explicar lo sucedido porque las consecuencias son muy importantes», manifestó, añadiendo que eso es lo que van a pedir al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y que también elevarán al Ministerio de Sanidad y de Justicia con el fin de que resultados como estos puedan evitarse.