La Fiscalí­a de Barcelona pide…

AutobúsLa Fiscalí­a de Barcelona ha pedido un año de prisión para un viajero que presuntamente agredió, amenazó e insultó a una mujer en silla de ruedas a bordo de un autobús en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

“Te voy a matar paralí­tica de mierda”, es una de las amenazas que, según la calificación del fiscal, Antonio propinó a la mujer que el 31 de enero por la mañana subió en la parada situada frente al parque del Molinet a un autobús de la lí­nea 22 de la empresa Tubsal en el que viajaba el acusado.

Antonio habí­a colocado las maderas que transportaba en la zona del autobús reservada para personas con movilidad reducida y, cuando subió la ví­ctima, se negó a retirarlas pese a solicitárselo el conductor e insultó a la mujer: “Coja de mierda, minusválida, paralí­tica”.

Después, la golpeó “por todo el cuerpo” –llegando incluso a arrancar un ví­a central que la mujer llevaba en el brazo derecho–, provocándole diversas contusiones y desperfectos en la silla de ruedas, siempre según la versión del fiscal. Cuando llegó la policí­a Antonio ya se habí­a apeado del autobús aunque fue interceptado minutos después, momento en el que el acusado siguió insultándola con descalificaciones como: “Hija de puta, paralí­tica inútil de mierda, retrasada, no cuentes nada y cállate ya, que te calles, eres una mierda”. Cuando los policí­as le llamaron la atención, el acusado volvió a amenazarla: “Cojo una escopeta y le pego siete tiros a esta”.

El fiscal le acusa de un delito contra la integridad moral, de una falta de lesiones y otra de amenazas leves, por lo que además de la pena de cárcel, pide que indemnice a la ví­ctima con 3.000 euros por daños morales, 940 por los desperfectos de la silla de ruedas y 600 por las lesiones causadas.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada