La diabetes tipo 1 y…

Una persona con diabetes, en la imagen, realiza una prueba de glucemia.

La diabetes tipo 1 (la insulinodependiente) podrí­a aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, la principal causa de muerte entre las personas con niveles altos de azúcar en sangre, en parte mediante la estimulación de la producción de calprotectina, una proteí­na que despierta un proceso inflamatorio que alimenta la acumulación de placa que obstruye las arterias, según revela una reciente investigación realizada en ratones y confirmada con datos en humanos, publicada en  ‘Cell Metabolism’.

Precisamente, se sabe que la diabetes aumenta el riesgo de aterosclerosis, una enfermedad en la cual los depósitos grasos conocidos como placa se acumulan dentro de las arterias, que con el tiempo, se endurecen y estrechan, lo que lleva a la enfermedad de la arteria coronaria y otras formas de enfermedades del corazón. La aterosclerosis es la causa principal de ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y enfermedad vascular periférica, colectivamente conocida como enfermedad coronaria, la principal causa de muerte en Estados Unidos.

Asimismo, los cientí­ficos han sabido que la diabetes conduce a la aterosclerosis, pero este estudio, dirigido por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia (CUMC), en Nueva York (Estados Unidos), en colaboración con cientí­ficos de las universidades de Nueva York y de Pittsburgh, ambas en Estados Unidos, muestra que esto se asocia con un aumento de los niveles circulantes de células inflamatorias blancas de la sangre (glóbulos blancos), que contribuyen a la acumulación de placa.
‘Ha sido un misterio saber exactamente cómo la diabetes hace que las células blancas de la sangre proliferen y conduzcan a enfermedades del corazón’, afirmó Ira Goldberg, profesor de Medicina en CUMC.

‘Ha sido un misterio saber exactamente cómo la diabetes hace que las células blancas de la sangre proliferen y conduzcan a enfermedades del corazón’, afirmó el Ira Goldberg, profesor de Medicina en CUMC. En estudios de ratones con diabetes tipo 1, Goldberg y equipo hallaron que los niveles altos de azúcar en la sangre estimulan un tipo de glóbulos blancos conocidos como neutrófilos inflamatorios que liberan la proteí­na calprotectina (también conocida como S100A8/9) -que aumenta el riesgo cardiovascular-.