La Convención de la ONU…

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CIDPD), que entró en vigor en 2008, no se aplica “como le gustarí­a a las personas con discapacidad y a sus familias”. Así­ lo ha señalado el presidente de la Fundación Derecho y Discapacidad y presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, quien ha sido el encargado de abrir el acto inaugural del Congreso ‘La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad ”“De los derechos a los hechos’, que se ha celebrado en Granada.

Este Congreso fue organizado por la Fundación Derecho y Discapacidad con el apoyo del CERMI y del Real Patronato sobre Discapacidad y la colaboración de otros organismos y entidades públicas y privadas, y trata de dar respuesta a las cuestiones pendientes en el ordenamiento español de cara a su adaptación a los mandatos de la Convención de la ONU. Luis Cayo Pérez Bueno recordó que en España hay más de cuatro millones de personas con discapacidad y que luchar por los derechos de este colectivo “es tarea de todos aunque, lamentablemente, parte de la sociedad aún no sea consciente de ello”.”A pesar de que la Convención entró en vigor en 2008, aún no se ha puesto en marcha este tratado del modo que le gustarí­a a las personas con discapacidad y a sus familias”, aseguró, al tiempo que ha añadido que “aunque se trata de una norma con un gran potencial, muchos de estos derechos están lejanos de la vida cotidiana del colectivo”.

Por último, desde su punto de vista, “debatir sobre estos seis años de práctica de la Convención es la finalidad del Congreso”, que reune estos dos dí­as a un nutrido grupo de expertos en la materia.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada