La contaminación durante el embarazo…

Un estudio del Centro de Investigación en Epidemiologí­a Ambiental (Creal) de Barcelona ha determinado que la contaminación del aire durante el embarazo, especialmente durante el segundo trimestre, puede resultar perjudicial para los pulmones de los niños de cara a su posterior desarrollo durante la infancia.

Diversos estudios han puesto de manifiesto los efectos nocivos de los contaminantes atmosféricos para la función pulmonar de niños y adolescentes en edad escolar, pero los efectos de la exposición de la madre a estos contaminantes y en qué medida puede afectar a los pulmones del todaví­a gestante eran menos conocidos. Para indagar en dicha relación, el estudio dirigido por la profesora Eva Morales, que publica en su último número el ‘British Medical Journal’ (BMJ), se propuso examinar la exposición a la contaminación del aire durante los tres trimestres del embarazo y la vida postnatal, para luego evaluar la función pulmonar de los niños hasta edad preescolar.

 

Para su trabajo, utilizaron datos de un estudio con un total de 1.295 mujeres embarazadas, en las que se analizó su exposición a la contaminación atmosférica, y 620 hijos, en los que se midió la función pulmonar hasta los cuatro años y medio. Para medir los niveles de contaminación se tuvieron en cuenta dos marcadores: el dióxido de nitrógeno (NO2), que es un marcador ampliamente utilizado para cuantificar la contaminación del aire relacionada con el tráfico, y los niveles de benceno pueden reflejar las actividades industriales y se consideran como un sustituto de una mezcla de contaminantes.

Por último, el análisis de los resultados mostró que la exposición a niveles altos de benceno y NO2 durante el embarazo se asociaba con una reducción de los parámetros de función pulmonar en pruebas respiratorias. El volumen de aire exhalado al final de una primera espiración forzada, conocido como el FEV1 (volumen espiratorio forzado) y utilizado como marcador de la obstrucción de las ví­as respiratorias, era de -18,4 mililitros de benceno y -28,0 militros de NO2 en las mujeres expuestas a la contaminación durante el segundo trimestre del embarazo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada