La Comunidad Valenciana paraliza por…

La apertura de la Unidad de Daño Cerebral prevista para el Hospital de San Vicente del Raspeig desde hace seis años ha quedado paralizada y no se prevé ponerla en marcha a medio plazo. Así­ lo reconoce la Conselleria de Sanidad en una respuesta que ha remitido al Sí­ndic de Greuges motivada por una queja que presentó Comisiones Obreras.

El sindicato recurrió a esta institución el pasado mes de marzo ante el retraso en la puesta en marcha de este servicio. El responsable de comunicación de CCOO en l’Alacantí­ -Les Marines, Salvador Roig, recuerda que el Hospital de San Vicente es un centro para pacientes crónicos y largas estancias que atiende a pacientes de toda la provincia. En 2006 se aprobó su carta de servicios, que incluye la Unidad de Daño Cerebral. En ella se deben atender casos de traumatismos cranoencefálicos, accidentes cerebro-vascualres, tumores cerebrales, epilepsia, encefalitis o ictus.

En su escrito de respuesta al Sí­ndic, Sanidad reconoce que el hospital dispone un ala para esta unidad de 16 habitaciones que “está terminada”. “No obstante, agrega, para ponerla en funcionamiento “son necesarios una serie de recursos humanos” y, con tal fin, se abrió un expediente que “ha sido archivado por la Dirección General de Recursos Humanos con fecha 9 de diciembre de 2011” y notificado al Hospital unos dí­as después. En consecuencia “en estos momentos la Unidad de Daño Cerebral no es posible ponerla en funcionamiento; si bien es cierto que se están valorando otras posibilidades para intentar a medio plazo hacerla realidad”.

CC OO manifestó en un comunicado que esta decisión “es un atropello para los derechos de los pacientes que sufren este tipo de enfermedades”. A su juicio, la explicación de que se están valorado otras posibilidades carece de “credibilidad”.

Comisiones Obreras ha solicitado al Sí­ndic de Greuges que “exija a la Generalitat, en el periodo de alegaciones, una rectificación y que destine los fondos necesarios que posibiliten la apertura de la Unidad de Daño Cerebral”. Roig señala en su comunicado que “el motivo real” por el que no se pone en marcha este servicio es “la polí­tica de recortes que está aplicando la Conselleria en la sanidad pública” y lamenta el incumplimiento del Plan integral de cuidados paliativos de la Comunidad Valenciana “que considera este tipo de servicios como esenciales y prioritarios”.

Además, critica la falta de información respecto a las otras posibilidades que se están valorando y a que no se concreten plazos.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada