La composición de la flora…

Nuestra cavidad oral, tal y como sucede con el resto de nuestro cuerpo, está habitada por distintas especies de microorganismos. Una flora microbiana de la boca ”“o ”˜microbioma oral”™”“ cuya composición está condicionada por nuestra higiene bucodental, nuestro estilo de vida y nuestros hábitos alimentarios, caso por ejemplo del consumo, mayor o menor, de bebidas azucaradas.

Un aspecto muy a tener en cuenta dado el papel que juega esta flora microbiana sobre nuestra salud, tanto general como bucodental. De hecho, como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Manitoba en Winnipeg (Canadá), la composición de nuestro microbioma oral se asocia, ya desde los primeros años de vida, con un mayor o menor riesgo de caries severas. Como explica Robert Schroth, director de esta investigación presentada este viernes en el marco de la 45ª Reunión y Exposición Anual de la Asociación Americana para la Investigación Dental (AADR) que se está celebrando en Los íngeles (EE.UU.), «los niños de nuestro estudio con caries severa de la primera infancia tení­an una concentración significativamente mayor de microorganismos cariogénicos que aquellos que no tení­an caries».

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada