La cifra de usuarios de…

La cifra de usuarios de servicios asistenciales a domicilio en España se sitúa ya en los 1,2 millones y el montante económico generado por este sector alcanzó los 1.600 millones de euros en 2012, lo que supone ‘una tendencia de desaceleración en el crecimiento en los últimos tres años’, según revela un reciente informe elaborado por el grupo DBK.

‘La desfavorable coyuntura económica, la contención del gasto público en este tipo de servicios y la ralentización en el desarrollo de la Ley de Dependencia han sido los principales frenos al crecimiento del mercado’, según se explica en este documento. Precisamente, el texto incide en que la mayor parte del volumen de negocio total (el 86,6%) correspondió a la prestación de servicios de ayuda a domicilio, cuyo valor alcanzó en 2012 los 1.385 millones de euros, un 0,7% más que en 2011, año en el que se habí­a registrado un crecimiento del 6,6%.

Por su parte, los servicios de teleasistencia alcanzaron un valor de 215 millones de euros, el 13,4% del total, participación que ha ido en aumento en los últimos años. En cuanto al número de usuarios, a finales de 2012 se situaba en 1,2 millones, cifra que también ha mostrado en los últimos años una tendencia de desaceleración. Así­, tras crecer un 8% en 2010 y un 4% en 2011, en 2012 registró un aumento del 1,4%.

Asimismo, el grado de cobertura de los servicios sobre la población mayor de 65 años se situó en el 5,32% en el servicio de ayuda a domicilio y en el 9,25% en el de teleasistencia, según el estudio. Además, el número de empresas que prestan servicios asistenciales a domicilio se situaba en unas 950 a finales de 2012, cifra que se ha reducido en los últimos años como consecuencia de la desaceleración en el crecimiento de la demanda, que ha motivado el cese de pequeñas compañí­as y la integración de empresas.

Por último, el informe concluye que a pesar del progresivo envejecimiento de la población, que seguirá generando una creciente necesidad de servicios asistenciales a domicilio, otros factores como el recorte del gasto público, las últimas modificaciones introducidas a la Ley de Dependencia, que retardará el desarrollo de la misma, y la alta tasa de desempleo existente, afectarán negativamente a la evolución del negocio.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada