La bailarina con discapacidad Claire…

La obra se representará en la Sala Cuarta Pared los dí­as 16, 17 y 18 de febrero, y ofrecerá una ‘performance’ este miércoles en la Sala de Las Musas del Museo del Prado.

Según ha informado la Comunidad de Madrid en un comunicado, este espectáculo se enmarca en el XXXIV Festival de Otoño a Primavera y para elaborarlo, Cunningham se ha inspirado en el pintor medieval holandés Hieronymous Bosch (El Bosco), dando lugar a una pieza sobre la trascendencia y la lucha.

‘Give Me a Reason to Live’ investiga la imaginerí­a de las personas con discapacidad en las pinturas apocalí­pticas de El Bosco, con el objetivo de cuestionar nuestras actuales perspectivas sobre la alteridad y la diferencia. La pieza tiene una duración de 40 minutos y la acompaña una banda sonora creada por la artista musical Zoë Irvine.

La obra aborda temas como la religión y el arte religioso y afronta cuestiones como el enjuiciamiento del cuerpo y el modo de vida humano. Con un estilo que pretende evocar trascendencia y motivación, ‘Give Me a Reason to Live’ profundiza en cuestiones como la presencia y la confrontación con el otro y lo diferente con gran fuerza y autenticidad.

El resultado es un trabajo de «gran impacto» para el espectador en el que destaca la fortaleza fí­sica de Cunningham y su «desnudez emocional». Según ha afirmado la propia Cunningham, la obra «es un estudio sobre la noción y la provocación de la empatí­a inspirado por el trabajo del pintor medieval holandés Hieronymus Bosch, particularmente, por el papel de los mendigos y lisiados en sus obras como posible sí­mbolo del pecado».

De forma paralela al estreno de ‘Give Me a Reason to Live’, Claire Cunningham impartirá una master class orientada a estudiantes y profesionales en la Sala Negra de los Teatros del Canal, el martes 14 de febrero a las 12 horas. Bajo el tí­tulo ‘Permiso para Hablar’, la artista introducirá a los participantes en las distintas técnicas que conforman su práctica escénica