Investigadores españoles diseñan el primer…

En la imagen, un equipo de cirujanos.

El Hospital Gregorio Marañón de Madrid, gracias al trabajo de las universidades Complutense y Carlos III de Madrid y la empresa española GMV, ha logrado crear el primer quirófano oncológico del mundo equipado con un navegador o “GPS” que permite guiar por imagen y en tiempo real la radioterapia intraoperatoria que necesitan muchos pacientes con cáncer.

Precisamente, este novedoso sistema permitirá a los cirujanos y oncólogos radioterápicos de este centro interaccionar en tiempo real con los distintos tejidos del paciente, tanto los afectados por el cáncer como los sanos, y con el aplicador de radioterapia que se usa para tratar la zona afectada, ya que permite saber “cómo se comporta la radiación cuando se emite”. “Es como un GPS radioterápico y radioquirúrgico, ya que permite decirnos dónde está el haz de radiación con respecto a la anatomí­a del paciente y su tumor”, ha asegurado el jefe del departamento de Oncologí­a de este centro madrileño, Felipe Calvo, durante la presentación de esta técnica.

De este modo, ha añadido, se podrá conseguir una mayor precisión en la radiación de tejidos con riesgo cancerí­geno tras la extirpación del tumor. La radioterapia intraoperatoria es un tratamiento antitumoral utilizado para, una vez extirpado el cáncer, radiar las zonas afectadas o las partes que no se han podido eliminar para evitar que el tumor se vuelva a reproducir.

Por último, para la instalación de toda la tecnologí­a ha sido necesario remodelar por completo un quirófano del centro, que ahora queda blindado para este tipo de procedimientos.