Interrumpir los tratamientos para la…

La Sociedad Española de Alergologí­a e Inmunologí­a Clí­nica (SEAIC) recuerda que septiembre es un buen mes para ponerse al dí­a con las alergias, más teniendo en cuenta que la interrupción de los tratamientos para la alergia y el asma durante los meses estivales puede agravar los sí­ntomas en otoño.

«En verano se relajan los hábitos de salud fundamentalmente porque algunas manifestaciones de la patologí­a mejoran, como la rinitis o la dermatitis atópica en pacientes que han viajado a la costa.

En otoño se incrementan las crisis de asma», destaca la organización. Con la vuelta al colegio o al trabajo recomiendan retomar los tratamientos farmacológicos si no se han mantenido en verano siempre tras consultar antes con el alergólogo.

Y de cara al próximo año recomiendan acudir al especialista para realizar un diagnóstico correcto y establecer las estrategias de tratamiento de cara a la primavera de 2017. «La primavera de este año sorprendió con un í­ndice de polen de gramí­neas superior a lo previsto y muchas personas tuvieron asma o experimentaron sí­ntomas de rinitis y conjuntivitis más intensos», recuerdan. Asimismo, destacan que muchos pacientes inician en septiembre su tratamiento con vacunas para la alergia al polen u otros alérgenos.

El Comité de Inmunoterapia de la SEAIC dispone de una cartilla de seguimiento de la inmunoterapia subcutánea y sublingual destinada al registro de las dosis administradas, con información especí­fica para profesionales y que facilita el cumplimiento del tratamiento a los pacientes.