Inmunólogos españoles identifican la base…

En la imagen, un facultativo.Investigadores del Servicio de Inmunologí­a Clí­nica del Hospital Universitario la Paz-Idipaz y del Grupo de Cromatina y Enfermedad del Institut d’Investigació Biomí¨dica de Bellvitge (IDibell) han identificado por primera vez alteraciones epigenéticas en la Inmunodeficiencia Común Variable (Cvid), la inmunodeficiencia primaria sintomática más frecuente, utilizando como punto de partida gemelos monocigóticos, que son exactamente iguales desde el punto de vista genético, pero discordantes para esta enfermedad. Los resultados del trabajo, publicado en la revista ‘Nature Communications’, abren la puerta a futuras ví­as de investigación para el diagnóstico y tratamiento de pacientes de Cvid, un trastorno inmunológico que puede aparecer a cualquier edad y que se caracteriza por presentar niveles bajos de anticuerpos (inmunoglobulinas del suero) y una mayor susceptibilidad a infecciones. Las caracterí­sticas iniciales de la mayorí­a de los pacientes con Cvid son infecciones recurrentes que afectan a oí­dos, senos paranasales, nariz, bronquios y pulmones. Cuando el diagnóstico se retrasa y las infecciones en pulmón son graves y repetidas, pueden ocasionar daño permanente en los bronquios y afectarlos de manera crónica, apuntan los investigadores, que añaden que en algunos pacientes existen además complicaciones autoinmunes e intestinales graves.

Los inmunólogos señalan que dada la naturaleza poco uniforme de la Cvid, no se ha definido un patrón de herencia claro, aunque en los últimos años se han descrito mutaciones en diversos genes relacionados con la biologí­a de los linfocitos en pacientes de Inmunodeficiencia Común Variable. Aun así­, prosiguen, la inmensa mayorí­a de los enfermos no tienen mutaciones identificadas y parece que deben existir otros mecanismos que determinan la aparición de la enfermedad; de hecho existen ejemplos de gemelos, que comparten la misma genética y que, sin embargo, poseen distintos grados de manifestación de la Cvid.

En el estudio, dirigido por Eduardo López-Granados (Hospital Universitario La Paz-Idipaz) y Esteban Ballestar (Idibell, se han comparado los patrones epigenéticos en linfocitos B de una pareja de gemelos idénticos, aunque discordantes para esta enfermedad, lo que ha permitido identificar la existencia de alteraciones epigenéticas en el gemelo con la inmunodeficiencia que no están presentes en el gemelo sano.

Por último, en concreto, se observaron niveles más altos de metilación de DNA en el gemelo con Cvid. La metilación de DNA está relacionada con la capacidad de las células para permitir que se expresen sus genes. En el estudio han colaborado también investigadores y clí­nicos del Karolinska Institut de Estocolmo y del Hospital Son Espases de Palma de Mallorca.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada