Identifican cinco genes que prevén…

En la imagen, una paciente muestra sí­ntomas de dolor abdominal.Expertos del Instituto catalán de Investigación Biomédica de Bellvitge han identificado cinco genes que permiten predecir las recaí­das en el cáncer colorrectal.

Los expertos del Instituto Catalán de Oncologí­a-Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (ICO-IDIBELL), liderados por David Garcia-Molleví­, han identificado 5 genes expresados de forma diferencial en las células normales acompañantes que están presentes en los tumores colorrectales. El análisis de estos genes podrí­a servir para clasificar los tumores colorrectales, predecir cuál será la evolución del paciente y a partir de ello tomar las decisiones clí­nicas adecuadas para evitar recaí­das.

El cáncer colorrectal es el más frecuente en la población española teniendo en cuenta los dos sexos y se diagnostican unos 30.000 nuevos casos cada año. De estos, aproximadamente un 70 % corresponden a estadios intermedios de la enfermedad, y no existen criterios sólidos para la indicación de tratamiento añadido a la cirugí­a en al menos la mitad de los casos.

Los investigadores consideran de gran importancia identificar correctamente a aquellos enfermos que se beneficiarán de un tratamiento de quimioterapia y evitar así­ los riesgos añadidos que conllevarí­a el sobretratamiento. En este estudio los investigadores han desarrollado una herramienta a partir de la expresión de 5 genes caracterí­sticos del microambiente tumoral que permite clasificar con mucha precisión el pronóstico de enfermos afectados por cáncer colorrectal en un estadio intermedio de la enfermedad.

Por último, Garcia-Molleví­ ha asegurado que este nuevo trabajo representa un paso adelante hacia una posible aplicación clí­nica de estos resultados. «Hemos conseguido que el análisis conjunto de sólo cinco genes, mediante técnicas rutinarias, nos proporcione una información muy precisa sobre las probabilidades de recaí­da y sobre la idoneidad de administrar tratamiento quimioterápico enfermos en estadio II de la enfermedad», ha dicho el investigador.