Hacer dos litros de orina…

Los cálculos renales son una masa sólida compuesta de pequeños cristales; un trozo de material sólido dentro del riñón formado a partir de sustancias que viajan en la orina.

La formación de piedras en el aparato urinario se estima que afecta a entre un 10 y un 12% de la población. El aporte de lí­quidos disminuye la concentración de sólidos en la orina y hace más difí­cil que se formen piedras.

 

El Colegio Americano de Médicos asegura que las personas que han sufrido un cálculo renal deben beber mucho lí­quido o tomar medicamentos diuréticos para producir al menos dos litros de orina al dí­a ya que, según han constatado, reduce significativamente el riesgo de acumular nuevamente piedras en el riñón.

Puede que tenga que beber hasta tres litros en un dí­a calurosoMuchas de las personas que han sufrido un cólico de riñón repetirán más adelante, lo que puede ser “muy doloroso y requerir incluso cirugí­a”, según Robert Centor, médico internista y autor de las nuevas recomendaciones de los galenos norteamericanos que publica la revista Annals of Internal Medicine. Para elaborar sus nuevas directrices, Centor y su equipo revisaron los artí­culos publicados sobre cálculos renales recurrentes entre 1948 y 2014 para formar las nuevas directrices. De este modo, vieron que beber más lí­quidos puede servir para prevenir cálculos posteriores sin ocasionar efectos secundarios y aseguran que si eso no funciona, también puede ayudar el uso de diuréticos.

Otras opciones incluyen citrato, que se une al calcio en la orina y evita la formación de cristales, o un medicamento llamado alopurinol. No obstante, precisa Centor, los pacientes deben optar por las dos primeras opciones antes de recurrir a este último fármaco, que también se utiliza para tratar la gota, ya que puede causar somnolencia, diarrea y dolor de estómago. Para llegar a dos litros de orina, reconocen los expertos, es probable que la persona deba beber más de dos litros de lí­quido pero dependerá de la temperatura exterior y de la actividad fí­sica de cada individuo. “Puede que tenga que beber hasta tres litros en un dí­a caluroso”, admite Centor. Del mismo modo, los médicos avisan de que la ingesta de sodio puede estar relacionada con cálculos renales recurrentes y recuerdan que también es aconsejable reducir la ingesta de bebidas azucaradas oscuras, ya que incluyen ácido fosfórico que hace que la orina sea más ácida. En cambio, los refrescos cí­tricos claros, hechos con citrato, sí­ pueden servir para prevenirlos.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada