Grandes empresas animan en Perú…

El gremio empresarial peruano expresa su descontento con la norma que obliga a las entidades privadas con más de 50 trabajadores a contar como mí­nimo un 3% de personal con alguna discapacidad, mientras en España los presidentes de Coca Cola y Microsoft enví­an cientos de cartas a otros empresarios, a fin de sensibilizar a las compañí­as con la necesidad de contratar a personas con discapacidad.

Pero según los presidentes de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas peruanas (Confiep) y la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), cumplir con esta cuota genera sobrecostos a las empresas y obliga a contratar a personas que no están capacitadas.

El congresista Javier Diez Canseco, uno de los promotores de la norma, recordó que ”“según ley”“ por cada trabajador con discapacidad que tengan las empresas van a obtener un descuento en el impuesto a la renta, es decir, tendrán beneficios. Es necesario recordar que la cuota de empleo para personas con discapacidad es recomendada por la ONU y promovida por la OIT, a fin de equilibrar las desigualdades profundas y la discriminación.

Se estima que en el Perú las personas con discapacidad representan el 15% de la población. Además, en Lima, tienen 70% más desempleo que las personas sin discapacidad. «Con el 3% de empleo para las personas con discapacidad , las empresas privadas cumplen con una responsabilidad social», refirió Diez Canseco. Esta situación ya se da en Alemania, España, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, entre otros paí­ses.

«Siempre hay un sector de empresarios que le tiene miedo a lo desconocido y cree que las personas con discapacidad son improductivas», dijo el congresista, quien invitó al gremio a conversar con empresarios de Renzo Costa o el Banco de Crédito, que tienen polí­ticas de empleo a personas con discapacidad y les va bien.