FAMMA tilda de 'canallada' que…

Un grupo de universitarios, en la imagen, en una biblioteca.

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, FAMMA-Cocemfe Madrid, tilda de “auténtica canallada” que la Universidad Complutense de Madrid (UCM) desmantele de forma progresiva y continuada sus servicios de apoyo a los alumnos universitarios con discapacidad, actuando de forma discriminatoria y vejatoria hacia el colectivo.

No en vano, si a finales del pasado año decidió suprimir el servicio de ‘apoyo sociosanitario’ a alumnos con discapacidad en las propias facultades (apoyo a los mismos para acudir a los servicios o para desplazarse; ahora, en la recta final del curso académico, decidió suspender el servicio de acompañamiento y traslado para estudiantes con discapacidad, mediante el que un grupo de becarios acompañaba a los alumnos con dificultades serias de movilidad desde su domicilio hasta la facultad, y viceversa.

La Federación, que desea mostrar su más absoluto rechazo a tal acción, reitera que la UCM deja nuevamente a sus alumnos más vulnerables “abandonados”, teniendo muchos de ellos que usar taxi u otros medios para poder acercarse a sus centros universitarios a realizar sus exámenes de fin de curso, viéndose mermada su capacidad económica y la de sus familias.

A juicio de FAMMA, resulta éticamente reprobable que, tanto el Vicerrectorado de Atención a la Comunidad Universitaria, como la Oficina del Defensor del Universitario, no se hayan preocupado en absoluto por ofrecer una solución alternativa a los estudiantes, y que tampoco muestren un espí­ritu abierto y dialogante hacia los alumnos afectados. Precisamente, FAMMA, que tiene constancia de que los estudiantes afectados tienen serios problemas de movilidad, critica la dejadez con la que actúan los citados departamentos, los que deberí­an de velar por los intereses de los alumnos. Ambos, según estima la Federación, son los culpables de que los universitarios con discapacidad de la Complutense estén siendo constantemente discriminados, al no brindársele la posibilidad de que puedan integrarse de forma normalizada en la Comunidad Universitaria.

Resulta llamativo para la Federación que, según se detalla en la web corporativa de la UCM, se recoja como uno de los objetivos prioritarios de la actividad del Vicerrectorado de Atención a la Comunidad Universitaria el de “prestar especial atención a las personas con discapacidad”, dado que este fue el organismo, en connivencia con otros departamentos de la UCM, que suspendió el citado servicio, arguyendo, mediante una estrategia de engaño y manipulación, que el programa fue suspendido para “en aras de la seguridad jurí­dica”, para analizar si se ajustaba estrictamente a la legalidad (tras estar en funcionamiento desde 2005).

Por todo ello, FAMMA urge a la UCM que adopte una solución para que los alumnos con discapacidad puedan afrontar la recta final de curso, así­ como la vorágine de exámenes, con garantí­as, procurando que cualquier alumno con discapacidad de la Complutense no se vea limitado a la hora de acudir a su centro habitual de estudios.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada