FAMMA reitera que un diagnóstico…

En la imagen, un usuario de silla de ruedas afectado por esclerosis múltiple.FAMMA-Cocemfe Madrid se suma a las celebraciones que se conmemoran hoy, con motivo del Dí­a Nacional de la Esclerosis Múltiple, para incidir en que un diagnóstico temprano es fundamental para lograr un mejor control de la enfermedad y para aminorar las consecuencias de las discapacidades asociadas a esta dolencia.

En este sentido, la Federación, según los últimos datos disponibles, reitera que se estima que el retraso medio del diagnóstico de esta enfermedad discapacitante en España oscila entre el año y los dos años, pese a que en al menos un 40% de los pacientes es ya posible clí­nicamente diagnosticar la dolencia «en sus fases iniciales», gracias a los avances médicos.

 

En nuestro paí­s, se estima que alrededor de 47.000 personas tienen en la actualidad esta enfermedad y que, cada año, se detectan unos 1.800 nuevos casos. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que, crónica y progresiva, para la que no existe cura aún, por ello es importante que el diagnóstico de la misma sea precoz, con el fin de aplicar cuanto antes el tratamiento terapéutico más adecuado para «aminorar la discapacidad que genera».

Es una de las dolencias neurológicas más frecuentes en personas con edades comprendidas entre los 20 y los 40 años, lo que la convierte (después de las discapacidades causadas por accidentes de tráfico), en la segunda causa de discapacidad en adultos jóvenes en España.

Por otra parte, es una enfermedad que afecta en mayor medida a mujeres que a hombres, dado que el 70% de nuevos casos que se registran año a año en nuestro paí­s se dan en mujeres.

En este dí­a, FAMMA reitera que es necesario incidir en que es preciso acortar los tiempos medios de retraso diagnóstico, puesto que se ha comprobado que a medio y a largo plazo las personas tratadas en la fase inicial de la enfermedad experimentan una mejorí­a considerable y que, incluso, «los fármacos actuales pueden cambiar el curso de la patologí­a», según indican las principales sociedades médicas y cientí­ficas de nuestro paí­s.

Cabe destacar que los casos de pacientes diagnosticados con esta dolencia se han multiplicado por 2,5 en dos décadas, afectando cada vez en mayor medida a personas de entre 40 y 50 años.

Por último, la Federación reitera que es preciso que se potencie la investigación clí­nica sobre esta enfermedad, con el fin de dar solución a los casos en los que la esclerosis múltiple avanza de forma más compleja.