FAMMA recuerda que adaptar las…

En la imagen, una plaza reservada a PMR.FAMMA reitera a los distintos ayuntamientos de la región que adapten sus tarjetas de aparcamiento para personas con movilidad reducida (PMR) al modelo europeo, siguiendo las directrices que para la emisión de este tipo de documentos establece la legislación europea, con el fin de evitar la disparidad de criterios que, en la actualidad, siguen los distintos consistorios a la hora de hacer efectiva la emisión de estas tarjetas. La Federación reitera que Ayuntamientos madrileños como el de Navalcarnero o el de Torrejón de Ardoz, entre otros, aún no tienen sus tarjetas PMR homologadas conforme a los criterios europeos.

La Federación, asimismo, indica que el propio Gobierno central trabaja en una normativa unificadora de este tipo de tarjetas a nivel estatal, que seguirá las directrices de la normativa europea, por lo que recomienda a los consistorios que se anticipen a la entrada en vigor de la normativa española unificadora, en fase aún de elaboración y aprobación, y cumplan cuanto antes las disposiciones europeas que existen al respecto.

Precisamente, el denominado “Proyecto de Real Decreto por el que se regulan las condiciones básicas de emisión y uso de la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad” recoge la “Recomendación (98/376/CE) del Consejo de la Unión Europea, de 4 de junio de 1998, adaptada por la Recomendación (2008/2005 CE), sobre la creación de una tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad”.

En este sentido, establece el “reconocimiento mutuo por los Estados miembros de la
Unión Europea de la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad con arreglo a un modelo comunitario uniforme, de manera que dichas personas pudieran disfrutar en todo el territorio comunitario de las facilidades a que da derecho la misma con arreglo a las normas nacionales vigentes del paí­s en que se encuentren”.

Por ello, este proyecto de real decreto español recoge de forma expresa que las tarjetas de estacionamiento concedidas por las administraciones públicas competentes “tendrán validez en todo el territorio español, sin perjuicio de su utilización en los Estados miembros de la Unión Europea”.

De este modo, la Federación pide a los municipios que se anticipen y regularicen la emisión de sus tarjetas PMR conforme a los criterios europeos, con el fin de acabar, cuanto antes, con la disparidad existente de criterios entre municipios, que lleva incluso a que usuarios con discapacidad titulares de estas tarjetas sean multados cuando se desplazan a otro municipio que no es el suyo propio, algo incongruente e incomprensible.