FAMMA reclama la urgente necesidad…

Madrid, 28 de enero de 2021.- La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, (FAMMA Cocemfe Madrid) confía en que la Consejería de Sanidad de Madrid mantenga la coordinación establecida para la vacunación frente a la COVID-19; una vez que se reanude el protocolo, ante su anuncio de suspender la administración de viales durante al menos diez días, por no disponer de más existencias de primeras dosis. La Federación hace un llamamiento para recordar la importancia de la vacuna contra la COVID-19 en las personas del colectivo como ‘Grupo prioritario’.

Desde FAMMA se tiene en cuenta la actual problemática y se pide que, una vez se vayan recibiendo suministros, se cumpla con la vacunación correspondiente de las personas con discapacidad, que conforman dos de los cuatro grupos de población prioritarios de la Estrategia de vacunación frente a COVID-19 en España.

El anuncio de la suspensión de la vacunación en la Comunidad Madrid, se produce durante la tercera ola en la que la inclusión de la discapacidad, como una parte de la respuesta a la COVID-19, es fundamental.

FAMMA pide seguir avanzando en el ejercicio de la lucha frente a la enfermedad y el continuar colaborando para reducir sus riesgos en las personas con discapacidad física y orgánica, a través de la atención sanitaria que merecen.

En palabras del presidente de la Federación, Javier Font, “esperamos una rápida y urgente solución en cuanto a la coordinación entre la Consejería y el Ministerio. Nuestra organización puede ser el cauce de la información, necesaria para tranquilizar a la población de nuestro colectivo. Por lo que ofrecemos nuestra colaboración a la Consejería de Sanidad de Madrid, para asegurar la aplicación de la Estrategia de manera eficaz a las personas con discapacidad”.

Esta situación tan crítica se produce durante la tercera ola de pandemia, en la que FAMMA recuerda la importancia y el peso que tiene la inclusión de las personas con discapacidad en la respuesta a la COVID-19, tal y como anuncia la ONU, siendo clave para reducir y enfrentar los riesgos del virus en las personas de este colectivo. Como consecuencias de esta pandemia, una encuesta publicada por COCEMFE anuncia que el 73% de las personas con discapacidad física y orgánica han tenido que aplazar sus citas médicas, el 56% afirma que se ha producido un empeoramiento de su salud en estos meses, el 40% se han visto obligados a interrumpir sus tratamientos, y el 37% sienten que se ha producido un retroceso en sus derechos.

Tan solo apenas un mes después de que comience la gran campaña de inmunización contra el coronavirus en España y teniendo en cuenta los principios éticos invocados en la Estrategia, la Federación anuncia su preocupación ante falta de coordinación entre el Gobierno autonómico y el central, y urge una aceleración en la solución a la distribución de las dosis.

Por el momento, según los datos del Ministerio de Sanidad, de las 232.775 dosis entregadas a la Comunidad de Madrid, se han suministrado 174.094 dosis, resultando ser un 74,8%; en el que 5.611 personas han recibido las dosis completas. FAMMA muestra su inquietud ante la escasez de comunicación e información y confía en que, una vez que se lleve a cabo la vacunación de las personas con discapacidad en residencias, se valoren como ‘Grupo prioritario’ a las personas con discapacidad en domicilios.