FAMMA reclama el impulso de…

Un médico estrecha la mano a su paciente.

FAMMA-Cocemfe Madrid reclama a la Consejerí­a de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid la inmediata puesta en marcha de una estrategia integral social y sanitaria que permita combatir de forma eficaz cualquier tipo de enfermedad discapacitante y brinde una buena calidad de vida a las personas que actualmente padecen una discapacidad.

El impulso de esta estrategia, que existe en otras comunidades como Castilla y León, permitirí­a abordar desde una perspectiva multidisciplinar las necesidades de los pacientes que actualmente padecen una discapacidad o con enfermedades susceptibles de padecer discapacidades y/o dependencia, entre otros grupos poblacionales especí­ficos con necesidades especiales, para brindarles la mejor cobertura social y sanitaria para tratar sus dolencias.

Este plan de atención a grupos especí­ficos de población, así­ como a los pacientes con enfermedades discapacitantes ”“muchas de ellas de carácter crónico-, permitirí­a en palabras de Javier Font, presidente de FAMMA-Cocemfe Madrid, ‘brindar el necesario apoyo sociosanitario que precisan estas personas, al crearse un nexo de unión entre la dimensión social y la sanitaria de este tipo de enfermedades, que serí­an abordadas por múltiples perfiles profesionales (tanto del ámbito sanitario como del social)’. Asimismo, con el impulso de esta estrategia se podrí­an poner en marcha todos los mecanismos precisos para ‘limitar el impacto que las enfermedades discapacitantes tienen sobre la población’, especialmente sobre la de edades más avanzadas, y, además, reducir la dependencia de quienes padecen este tipo de dolencias, al fomentar su participación activa en la sociedad.

La estrategia debe perseguir, entre otros objetivos fundamentales, la mejora de la calidad de vida de los pacientes, reduciendo el impacto de la discapacidad y favoreciendo un mayor nivel de autonomí­a funcional y social. En este sentido, la Federación reclama su puesta en marcha inmediata con el objetivo de dar respuesta a las complejas necesidades del paciente pluripatológico e ir un paso más allá en la tarea inmediata de “curar”. Pretende, en este sentido, avanzar en necesidades ahora básicas para el paciente como el ‘apoyo’, ‘la integración’, ‘el cuidado’ o ‘la mejora de la calidad de vida’, especialmente teniendo en cuenta el elevado envejecimiento que acusan muchas provincias españolas, entre ellas las castellanoleonesas.

Precisamente, la Unión Europea (UE) prevé, dadas las proyecciones de población, que las enfermedades discapacitantes y/o crónicas van a seguir siendo la principal causa de mortalidad y de discapacidad. No en vano, en España se estima que este tipo de dolencias aúnan el 70% del gasto sanitario. Por ello, los organismos internacionales recomiendan la implantación de estrategias para paliar los efectos de estas enfermedades, mejorar la calidad de vida de los pacientes y asegurar la sostenibilidad de los sistemas nacionales de salud, al lograr una mayor eficiencia en la prestación del servicio.

La Federación considera ‘vital’ que la Comunidad de Madrid implante una estrategia social y sanitaria integral adecuada a sus caracterí­sticas, con el fin de potenciar correctamente la integración social e las personas con discapacidad que necesitan una atención especializada. Asimismo, recuerda que aunque padecer una dolencia crónica no significa necesariamente sufrir una discapacidad, es importante indicar que muchas discapacidades son secundarias a este tipo de patologí­as y que abocan a las personas a situaciones de vulnerabilidad que se pueden y deben prevenir.