FAMMA reclama a la Comunidad…

Un usuario de silla de ruedas, en la imagen, accede a un taxi adaptado.FAMMA-Cocemfe Madrid reclama a la Consejerí­a de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid que restituya las ayudas individuales para el transporte en taxi adaptado que suprimió y que estaban destinadas a fomentar y a asegurar la movilidad de las personas con discapacidad y/o movilidad reducida, puesto que FAMMA entiende que la eliminación de las mismas contribuye a alimentar la exclusión social y el “aislamiento” de quienes se hallan, precisamente, en una situación más vulnerable.

A juicio de la Federación, el Gobierno regional deberí­a de convocar este tipo de ayudas, dado que suponen un apoyo económico fundamental para asegurar los desplazamientos de muchas personas con discapacidades severas a los centros de trabajo y/o estudios y, en última instancia, para fomentar la participación ciudadana del colectivo.

Asimismo, para FAMMA resulta contradictorio que la Administración regional haya eliminado este tipo de ayudas, sin explicación alguna, y que, al mismo tiempo, pretenda cumplir los objetivos recogidos en el “III Plan de Acción para Personas con Discapacidad 2012-2015” que ha impulsado y aprobado la propia Comunidad. Precisamente, en este documento se detallan distintas acciones encaminadas a promover la vida autónoma de las personas con discapacidad, así­ como a avanzar en su plena inclusión social, a optimizar la calidad de los servicios dirigidos al colectivo y, en definitiva, a mejorar los niveles de vida de las personas con discapacidad y de sus familias.

La Federación pone de relieve que, todos estos objetivos recogidos en el citado documento, peligran en la actualidad por culpa de la polí­tica de recortes que la Administración regional aplica y que, la supresión de las citadas ayudas, no es más que una consecuencia de este tipo de polí­ticas, aplicadas con la excusa de la crisis. Precisamente, FAMMA reitera que la recesión económica no puede ser el pretexto repetido para desmantelar y “arruinar” el bienestar del colectivo de personas con discapacidad, ni para desandar lo andado en materia de inclusión social, autonomí­a personal e igualdad de oportunidades.

Por otro lado, la Federación critica y lamenta que la Comunidad no haya tenido miramientos a la hora de suprimir, de raí­z, este tipo de ayudas individuales, que se convocaron por última vez en el año 2011 y que aseguraban, en muchos casos, la integración social y laboral de las personas del colectivo.

Por último, en el mencionado Plan de Acción, se indica, siguiendo las directrices de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que, “para que las personas con discapacidad puedan ejercer sus derechos y libertades, es imprescindible garantizar su acceso en igualdad de condiciones al entorno fí­sico, el transporte, la información y las comunicaciones”. A juicio de FAMMA, para que ello ocurra, se hace necesario y urgente que la Administración regional adopte las medidas precisas para asegurar la movilidad y el transporte de las personas con discapacidad y, para ello, resulta imprescindible que se restituyan las citadas ayudas.