FAMMA pide cautela al volante…

En la imagen, retenciones de tráfico durante una operación especial de tráfico de Navidad.FAMMA-Cocemfe Madrid pide cautela al volante durante estas fiestas navideñas, en las que se estima que se producirán más de 17 millones de desplazamientos en todo el paí­s, para evitar nuevas discapacidades de por vida y tragedias humanas y familiares en la carretera.

La Federación, por ello, hace un llamamiento a la ciudadaní­a para que, con prudencia y cautela al volante, se mejoren aún más los datos asociados a la siniestralidad vial de España durante estas fiestas navideñas. En este sentido, FAMMA reitera que en las últimas cinco operaciones especiales de Navidad de Tráfico se ha reducido el número de personas fallecidas en 31. Así­, mientras en la campaña de Navidad de 2009-2010 la cifra de fallecidos registrada ascendió a 72, en la campaña de las anteriores navidades (2013-2014), este número descendió hasta los 41.

 

Asimismo, la Federación reitera que casi el 20% de los nuevos casos de lesión medular tienen su origen en accidentes de tráfico y que, en nuestro paí­s, se estima que, cada año, al menos dos de cada 1.000 habitantes presentan algún tipo de discapacidad, temporal o permanente, como resultado de una lesión por accidente de tráfico.

Por todo ello, FAMMA recuerda a los conductores que, para realizar un desplazamiento sin contratiempos y evitar tragedias en estas fiestas, la precaución al volante es fundamental, sobre todo teniendo en cuenta que durante la Navidad se producen más desplazamientos, se registran aglomeraciones y retenciones y se registra un mayor consumo de alcohol.

Es fundamental seguir los consejos y recomendaciones de la DGT, como revisar el estado del vehí­culo, informarse de las condiciones meteorológicas, atender en todo momento las instrucciones de los agentes, mantener la distancia de seguridad con el vehí­culo precedente, usar adecuadamente el alumbrado del vehí­culo, mantener una conducción sosegada, y tener en muy en cuenta que «las prisas pueden matar».

De igual modo, si se consume alcohol no se debe conducir, y es primordial hacer un uso correcto de los cinturones de seguridad. Es preciso tener presente que hay que extremar al máximo también la seguridad de los más pequeños, con los preceptivos dispositivos de sujeción (sillas especiales) y que es conveniente hacer descansos de forma periódica o cuando el conductor acuse cansancio.

Por último, la Federación reitera, una vez más, que lo fundamental es «llegar a los destinos elegidos para disfrutar de la Navidad en familia», por lo que apela a la responsabilidad de los conductores para que respeten y hagan respetar las normas de tráfico.